Muy temido pero menos respetado

Muy temido pero menos respetado

Si el sentido común funcionara en la conducta de las instituciones financieras multilaterales, deberían estar alegres cuando los deudores les pagan sus deudas, y mucho más si las pagan anticipadamente. Pero al contrario, el Fonfo Monetario Internacional se encuentra en serias dificultades después de que el gobierno de Kirchner decidió cancelar la totalidad de los 9.500 millones de dólares y el gobierno de Lula hizo lo mismo pagando los 15.500 millones, que sumaban el total de sus pasivos con el FMI. Los créditos pendientes de reembolso al FMI han disminuido en 18 meses de 90.000 millones a 66.000 millones y se prevé que desciendan a 35.000 millones a finales de 2006.

14 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

A los acreedores no les gusta que se les paguen anticipadamente las deudas, pues dejan de recibir los intereses del tiempo pendiente, y ello reduce los fondos disponibles para conceder nuevos préstamos. Y encontrar países que acepten cerrar hospitales y escuelas, vender empresas públicas y reducir la inversión en investigación, para privilegiar el pago de las deudas, es cada vez más difícil.

Los gobiernos de Brasil y de Argentina han tomado esa decisión, para sustraerse de la condicionalidad que el FMI impone a los países deudores, lo cual les limita severamente su margen de decisión para adoptar las políticas más convenientes.

Cuando el FMI fue llamado por Corea en diciembre de 1997 en busca de ayuda para enfrentar la profunda crisis derivada de su elevado endeudamiento, el FMI le ordenó reducir el déficit fiscal y bajar la inflación, que no tenían niveles preocupantes. Ante la pregunta de por qué razón ordenaba tales medidas, los delegados del FMI respondieron que esa era la fórmula que recomendaban siempre. Las autoridades coreanas, convencidas de que las medidas eran recesivas e inconvenientes, las aceptaron a regañadientes para evitarse una confrontación que habría conducido a una baja en su calificación por las agencias internacionales, lo cual habría agravado su situación. Pero al cabo de seis meses, pagaron sus pasivos al FMI y aplicaron sus propias políticas, igual que Malasia lo había hecho logrando una más pronta recuperación, y a diferencia de Thailandia que acató las instrucciones del FMI y tuvo una recuperación más lenta.

Bulgaria acaba de decidir que mantiene la prima salarial que paga a los trabajadores más antiguos y más calificados, en contravía de la exigencia del FMI de que se elimine dicho premio salarial. ¿Pero quién asignó al FMI la función de regular el régimen laboral en sus países socios? A lo largo del 2005, el FMI exigió a China que revaluara su moneda, pues según su lógica, la moneda estaba artificialmente subvaluada, como una política de fomento a las exportaciones. Por ello las autoridades chinas resistieron largo tiempo y al final revaluaron sólo 2 por ciento su moneda, pero el FMI carece de instrumentos para presionarlos, pues China no es deudora del FMI.

Es la misma razón por la que Estados Unidos puede financiar su déficit fiscal de 720.000 millones sin adoptar los ajustes que tanto gustan al FMI, y en cambio rebaja impuestos a los ricos y eleva el gasto en la guerra. Y en lugar de pedir dinero al FMI emite bonos, que ya ascienden a 6 trillones de dólares, de modo que el FMI no puede exigirle o presionarlo a ajustar sus desbalances.

En suma, los países van encontrando que la única manera viable de eludir la condicionalidad del FMI y de evitar que se inmiscuya en sus políticas o les imponga cambios institucionales, funciones que están fuera del alcance de sus funciones estatutarias, es pagarle anticipadamente el total de sus deudas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.