NO HAY QUE GENERALIZAR

NO HAY QUE GENERALIZAR

Las declaraciones del doctor Carlos Ossa Escobar, miembro de la Junta Directiva del Banco de la República, tienen tanto de largo como de ancho. Es cierto que los dineros mal habidos han contaminado en Colombia muchas cosas y que la industria, las finanzas y el comercio no han escapado a la nociva influencia de esos caudales. Pero no se puede generalizar y hablar de la narcotización de la economía sin el riesgo de cometer una injusticia con las empresas sanas, que producen y dan trabajo sin acudir a fuentes de financiación tan peligrosas e irregulares como las que provienen de la droga y el lavado de dólares. Sinembargo hay que reforzar la vigilancia para que los dineros calientes no produzcan el fenómeno que tanto inquieta al doctor Ossa Escobar. Los controles y el cruce de informaciones que él propone, bien vale la pena que el Gobierno los considere como instrumentos para evitar riesgos ciertos. Hay por fuera muchos narcodólares y su llegada a Colombia puede producir no solo una

21 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Pero es bueno hacer la advertencia de que la actividad económica colombiana no está en poder de los narcotraficantes. Y de que los colombianos, con el Gobierno al frente, haremos todo cuanto sea necesario para que nunca lo esté.

El grito de alarma del doctor Ossa Escobar resulta, entonces, no solo útil sino hasta necesario como advertencia, pero realmente sería un poco exagerado interpretarlo como retrato de una situación ya consolidada.

Toda precaución en este campo es poca. Poderoso caballero es don dinero , dice el adagio. Y en el caso a que aludimos un dinero mal habido con ansias de reivindicarse, se mete por dondequiera. Los industriales sí que tienen que abrir el ojo, porque las infiltraciones se pueden presentar en formas muy sutiles y disfrazadas para que, a veces hasta de buena fe, caigan los ingenuos. Sin exagerar, las precauciones tienen que ser extremas y lo indispensable es mantener el ojo avizor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.