Lo que está en juego hoy

Lo que está en juego hoy

Pocas veces en la historia de Colombia unas elecciones de Congreso habían tenido las implicaciones de estas. El punto clave de los comicios es la presencia del Presidente en el debate político que se define hoy.

12 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Por una parte, para los partidos que apoyan al presidente Álvaro Uribe lo que está en juego es la vigencia o no de su proyecto político y económico.

Por otra, para la oposición, de los resultados de hoy depende que en Colombia haya una democracia con contrapesos y que el país no se vaya por el despeñadero del unanimismo.

Esa será la principal de varias apuestas que los ciudadanos dirimirán en las urnas. En eso coinciden aliados y contradictores de Uribe.

El pulso comenzó cuando el Presidente resolvió buscar la reelección. El firmamento político se rompió en dos: uribistas y antiuribistas. Los partidos no volvieron a tener otra razón de ser que apoyar u oponerse al mandatario. La lucha por la supremacía del uribismo condujo a ese bando a maquillar partidos para concurrir con atuendos nuevos y aire de seducción a esta cita.

Los uribistas –y sobre todo los neouribistas, nacidos al amparo de la popularidad del mandatario en el poder– se plantearon el desafío de conquistar las mayorías del nuevo Congreso. Y convirtieron esa meta en asunto de honor. De supervivencia.

Para Juan Manuel Santos, líder del partido de ‘la U’, de lo que pase hoy no solo depende la gobernabilidad de un eventual segundo mandato de Uribe sino que “si el uribismo no logra las mayorías en el nuevo Congreso, el segundo cuatrienio de Uribe será un fracaso”.

Germán Vargas, jefe de Cambio Radical, dijo que “los comicios de hoy serán un examen a la gestión del Presidente”.

El ex presidente César Gaviria, jefe del Partido Liberal, cree que los colombianos definirán hoy si prevalecen “las condiciones personales de un líder (Uribe) o las de un partido con principios, ideas e historia, que ha hecho los cambios sociales más importantes desde hace más de 150 años”.

Y, desde la otra orilla, en el Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro ve la contienda como una confrontación entre dos modelos: “El uribista, defensor de un Estado comunitario que limita derechos y libertades, que no atiende la desigualdad social y trata de incorporar la sociedad a una estrategia militar, y del otro lado, la de sectores como el Polo que proponen la plena vigencia del Estado Social de Derecho consagrado en la Constitución”.

Uribe no estará en los tarjetones de Senado y Cámara, pero su presencia, no solo en las vallas y cuñas radiales, sino en el fondo de debate que se define hoy, marcará el derrotero del camino que país quiere seguir.

¿QUIÉN SE QUEDA CON LA ‘POLE’ URIBISTA: SANTOS O VARGAS?.

El duelo de Germán Vargas (Cambio Radical) y Juan Manuel Santos (partido de ‘la U’) tiene varias lecturas. Cualquiera podría decir que es una lucha de egos, pero no, va más allá. Es un pulso por poder. Cada cual se ha esforzado por demostrar que es más uribista que el otro, más fiel y auténtico. Los dos se han apropiado de signos y gestos del mandatario para acreditar su identidad. Esto no pretende otra cosa que captar hoy el mayor número de votos uribistas y entregarle al Presidente un parte de victoria.

Aunque la pelea es desigual, porque Santos no tendrá curul y Vargas sí, una banca más dará mayor influencia desde el Congreso.

El ganador quedará en mejores condiciones de reclamar compensación. Si Uribe va a un segundo mandato, es probable que se vea obligado a reflejar estas cuotas de poder en la administración.

La lucha tiene tufillo presidencial. Los dos se creen con el derecho a la sucesión en el 2010. Quien gane intentará hacer valer sus mayorías para reclamar la “primogenitura”.

LA RESURRECCIÓN LIBERAL Y LA SUERTE DE GAVIRIA Está en juego la apuesta del ex presidente César Gaviria, por la resurrección del Partido Liberal. Esta organización, que sufrió su peor golpe de los últimos años tras la elección del presidente Álvaro Uribe y la deserción de la mayoría de los legisladores elegidos a su amparo en el 2002, espera volver a ser opción de poder y recuperar la bancada mayoritaria. Las últimas encuestas le auguran la mayor votación.

De los resultados de hoy en las urnas dependerá también la suerte de Gaviria. Tras su desempeño como jefe del Partido y según sean los resultados de los comicios, el ex mandatario quedará habilitado como aspirante a la reelección en cualquier momento. Ahora o en el 2010.

César Gaviria, jefe P. Liberal.

CONSULTA LIBERAL DECIDIRÁ FUTURO DE SERPA Esta puede ser la última oportunidad para que Horacio Serpa busque la Presidencia de la República. Hay figuras nuevas del liberalismo y de sectores de centro que luchan por desplazarlo. Si los resultados de la consulta de hoy no le son favorables, tendrá que despedirse de sus aspiraciones.

Serpa viene de obtener votaciones significativas. Ganó la primera vuelta en 1998, frente a Andrés Pastrana, con 3’634,823 votos y perdió la segunda con 5’620,719. En la primera y única vuelta, en el 2002, fue segundo con 3.514.779 votos.

Si Serpa queda por debajo de 1’500 mil votos ahora, sería grave. Y si no pasa del millón, sería gravísimo, como para despedirse.

Sus tres contendores (Rafael Pardo, Rodrigo Rivera y Andrés González), definirán también hoy su clasificación para futuras contiendas.

Horacio Serpa, precandidato.

PEÑALOSA Y MOCKUS: DOS PRESIDENCIABLES EN APUROS Enrique Peñalosa y Antanas Mockus, creadores de una nueva manera de hacer política en Bogotá y ‘dueños’ del electorado de la ciudad en su momento, se enfrentan al desafío de superar el umbral y salvar sus curules en el Congreso. Están en la línea de riesgo.

El primero es cabeza de lista al Senado del movimiento Por el País que Soñamos y el segundo se inscribió como candidato presidencial por la Alianza Social Indígena Ambos se ponen a prueba frente al país como primer paso para avanzar en su cometido. Un fracaso hoy sería un revés para sus aspiraciones.

No obstante, ambos tienen una ventaja: sus listas cerradas les permiten un mejor aprovechamiento del voto, pues el elector solo debe marcar el partido.

¿CUÁL DE LAS DOS TENDENCIAS DE IZQUIERDA SACARÁ VENTAJA? Hoy se pone a prueba la capacidad de la izquierda, ya no para conquistar, sino para avanzar. El Polo Democrático Alternativo (fusión del Polo y de sectores más radicales de la izquierda como el Moir y miembros del antiguo Partido Comunista) tiene el desafío de mantener la tendencia en aumento que inició Luis Eduardo Garzón hace cuatro años cuando obtuvo 680.245 votos en las elecciones presidenciales y que luego incrementó en el 2003 cuando conquistó la Alcaldía Mayor de Bogotá con 797.466 votos.

También está el pulso entre el ala radical que lideran Petro y antiguos moiristas y comunistas frente a los moderados seguidores de Garzón, más partidarios del centro.

Y una de las definiciones más importantes: los colombianos definirán, entre Carlos Gaviria y Antonio Navarro Wolff, quién es el candidato presidencial de la izquierda. Aunque Navarro ha tenido la delantera en esa carrera, las últimas encuestas mostraban una tendencia creciente en la favorabilidad de Gaviria.

TEMAS CLAVE PARA LEYES Igualdad de derechos civiles para los homosexuales y despenalización del aborto, dos temas que llegarán a manos de los nuevos congresistas convertidos en proyectos de ley, marcaron por algunos días el debate, más por iniciativa de algunos medios de comunicación que de los candidatos.

Desde ya se advierte que habrá duros debates sobre estos asuntos y que, al parecer, podría haber mayorías a favor.

Otros temas de la agenda del nuevo Congreso serán el TLC con E.U. y la reforma a las transferencias municipales. Si el uribismo gana mayorías, podrían salir adelante.

¿CUÁNTOS SIMPATIZANTES 'PARAS' LLEGARÁN? Los electores decidirán hoy qué tanta presencia de aliados de los 'paras' permiten en el Congreso. Las purgas que hicieron los movimientos uribistas (Cambio Radical, el partido 'de la U', Colombia Democrática, y el conservatismo) así como el Partido LIberal, y que se convirtieron en el segundo tema de campaña, después de la reelección del presidente Uribe, no fueron suficientes, según Gina Parody. La estrategia que estos sectores diseñaron para infiltrar todos los partidos políticos y apoderarse de un buen número de curules, no fue abortada. Desde que Salvatore Mancuso aseguró que los paramilitares habían ganado el 35 por ciento del actual Congreso y luego Vicente Castaño dijo que mejorarían la cuota en los comicios de hoy, existe la preocupación de hasta dónde podrán llegar en sus propósitos. Apenas el pasado viernes –dos días antes de los comicios– se desmovilizó 'Jorge 40', el hombre acusado de controlar electoralmente por lo menos cuatro departamentos de la Costa Atlántica.

CAMPAÑA VISTA DESDE LA OPOSICIÓN César Gaviria El país debe escoger entre el liderazgo de una persona (Uribe) o el compromiso institucional de un partido”.

...Y DESDE LA COALICIÓN URIBISTA Germán Vargas Lleras La campaña estuvo girando en torno al tema de la reelección presidencial, ese fue el eje central”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.