Caen dos de los 10 delincuentes más buscados

Caen dos de los 10 delincuentes más buscados

Ayer, el cartel de los 10 delincuentes comunes más buscados en Bogotá se vio reducido tras la captura de dos de los hombres que hacían parte de este listado, publicado ayer por EL TIEMPO.

11 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

En el primer caso, y gracias a la colaboración de ciudadanos que vieron la información que apareció en este diario, la Policía Nacional detuvo en Paz del Río (Boyacá) a Edwin Sánchez Jaramillo, alias el ‘capitán Sánchez’.

Este hombre es, según las autoridades, es uno de los más temidos apartamenteros de Bogotá.

El general Héctor García Guzmán, comandante de la región 1 de Policía, informó que Sánchez se había trasladado a Boyacá ante el acoso de la fuerza pública en la capital.

Fuentes de la Dirección Central de Policía Judicial (Dijín) que le seguían la pista hace más de un año, aseguraron que Sánchez Jaramillo es el jefe de una banda dedicada al asalto de viviendas y locales comerciales, haciéndose pasar como un grupo de fiscales y policías con órdenes de allanamiento.

Actualmente. este hombre, un ex agente de Policía, tiene en su contra tres órdenes de captura por hurto calificado, porte ilegal de armas y concierto para delinquir. Pero la Policía sostiene que está vinculado a 12 homicidios.

Sánchez Jaramillo es famoso entre las autoridades porque a pesar de que le habían tendido cinco celadas, no lo habían podido capturar.

En junio del año pasado la Dijín logró capturar a 15 miembros de su banda y cuando ya lo iban a detener, logró ‘desaparecer’.

Ayer mismo fue trasladado a Bogotá.

La segunda captura se produjo en Bosa, en el sur de Bogotá, y también se logró por información suministrada por la ciudadanía.

El segundo detenido es Yony Cabanzo Molina, un hombre con orden de captura por tener relaciones sexuales con una menor de nueve años (su propia hija), y que según la Policía Metropolitana estaría vinculado con otros casos de acoso y abuso sexual contra menores.

El mayor Norberto Mujica, jefe de la Unidad contra tracos de la Dijin, informó a EL TIEMPO que Cabanzo, que alquilaba un cuarto en Bosa, trabajaba como vigilante en el prestigioso Liceo Cervantes, ubicado en el norte de la ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.