‘Exodos’ con esperanza

‘Exodos’ con esperanza

Cuerpos, caras, miradas, manos que atraviesan la pintura como las personas atraviesan campos, mares y fronteras en sus éxodos. Muerte y tragedia en diferentes combinaciones cromáticas, en formatos grandes, como el dolor mismo, con pinceladas decididas, bruscas. Las 75 obras que expone la colombiana Patricia Tavera en el parque El Retiro, de Madrid, enfrenta al transeúnte con la realidad de aquellos que rasguñan el camino en busca de otros mundos.

11 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Son Éxodos, como se denomina la exposición, que tienen lugar en Europa y en América. Desplazados por la violencia en nuestros pueblos, navegantes que se lanzan en lanchas para llegar a las costas españolas, colas eternas de caminantes que se mueven en el frío del Este.

“La idea comenzó cuando volví a Colombia después de haber estado un largo periodo en el exterior –dice Tavera–. Vi mis cosas, me encontré con mi pasado y pensé en las personas que se ven obligadas a dejar sus vidas”. Tomó un cuaderno y plasmó en sus hojas lo que sentía. Fue la semilla de esta serie, que pintó entre 2000 y 2006.

Sus obras tienen imágenes superpuestas, transparencias. “Constituyen esa tercera dimensión que viaja con todos los que emigran: sus recuerdos, sus muertos”, explica la artista.

La exposición La Casa de Vacas, una edificación en el parque madrileño que expone diversos tipos de obras a lo largo del año, cuenta en esta oportunidad con el trabajo de Georges Gómez y Cáceres, un colombiano que ha sido curador del Museo del Louvre durante veinte años. Él se encargó de organizar Éxodos.

“Apliqué los nuevos conceptos de la museología”, dice. “Pinté las paredes con colores que ayudan a destacar la obra y que parten de pequeños detalles de los cuadros”. Fucsia, azul agua, amarillo fuerte. O un muro en blanco con una frase. “Dejé aire en algunas zonas para que la retina descanse y usé tonos fuertes y claros como fondo de las pinturas más oscuras” afirma Tavera.

Una salida Gómez y Cáceres destaca la nueva vida que adquieren los protagonistas de las pinturas, gracias a las transparencias y veladuras que usa la artista para acentuar su presencia. “Patricia Tavera recurre a fuertes y generosas pinceladas”, dice el curador. “Utiliza una materia dura y compacta que como profundas heridas cubre las telas de sus obras”.

A pesar de esa dureza, Tavera lanza un mensaje de esperanza. “La tragedia impacta en la primera mirada”, dice Alberto Vega, galerista español. “Pero luego se descubre que hay destellos, rayos de sol y de esperanza”, agrega.

Se trata de figuras geométricas al fondo de los cuadros o de fragmentos de la naturaleza que se contraponen a la tragedia del primer plano. “Siempre hay un lugar por dónde colarse en mis obras. Mi subconsciente busca un escape y generalmente lo encuentra en la naturaleza. –Un atardecer, el mar, vegetación–. No sé cómo pero tenemos que llegar a la naturaleza para encontrar una salida y no agredir más”, concluye.

45 personas murieron cuando intentaban llegar en una lancha a las costas españolas, justamente el día antes de la inauguración de la exposición en La Casa de Vacas, en el Parque El Retiro, de Madrid.

"Sentí que la pintura me quedaba corta y rompí el dibujo. Fue la mejor manera que encontré para hablar de rupturas en esta etapa de mi trabajo”.

‘Patricia Tavera Artista colombiana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.