A 3 días de los comicios siguen dudas sobre escrutinio de votos

A 3 días de los comicios siguen dudas sobre escrutinio de votos

La cartilla que la Registraduría ha utilizado desde hace dos meses para capacitar a los jurados encargados de manejar las elecciones del próximo domingo tiene dos errores al explicar en qué casos deben contar los votos como nulos.

09 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

De otro lado, una tutela, que tendrá que ser fallada antes del 17 de marzo, podría cambiar el número mínimo de votos que debe tener un partido para acceder a una curul en el Congreso (lo que se conoce como umbral).

La incertidumbre que se desprende de estas dos situaciones preocupa a algunos movimientos políticos que tienen los votos contados para llegar al Congreso.

En caso de que el fallo de la tutela, en manos del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, le dé la razón al demandante, se tendrían que tener en cuenta los votos nulos y los no marcados para determinar cuál es el umbral.

Es decir, aumentaría el número mínimo de votos que requerirá cada partido para ganar una silla en el Capitolio. Según los pronósticos de la Registraduría, los partidos ya no necesitarían 205.000 votos para ganar por lo menos una curul en el Senado, sino que necesitarían 245.000.

Si se acoge la tutela, según los entendidos en cálculos electorales, algunos movimientos que tendrían una votación ‘apretada’ podrían amanecer el lunes elegidos, pero terminar la semana sin curul. Son los casos de caso de Enrique Peñalosa, Antanas Mockus, Carlos Moreno de Caro, el C-4, de Jimmy Chamorro, y el Mira, de Alexandra Moreno Piraquive.

El umbral según la Constitución equivale al 2 por ciento de los “votos sufragados”. A manera de ejemplo: si hay 10 millones de esos votos, el umbral sería de 200.000. Es decir, los partidos que saquen menos, no ganan ninguna curul.

El problema que tiene que resolver el magistrado del Tribunal es ¿Qué se entiende por “votos sufragados”?.

El criterio que fijó el Consejo Nacional Electoral (CNE), y que está vigente, es que no se incluyen como “votos sufragados” los votos nulos y los no marcados. Lo que pide la tutela es que sí se cuenten.

Y la diferencia entre uno y otro criterio se puede traducir en un número considerable de “votos sufragados” si se compara con elecciones recientes.

En la de Asambleas Departamentales del 2003, cuando se estrenó la figura del voto preferente, se contaron más de 2’100.000 votos sin marcar y casi 400.000 nulos, de una votación total cercana a los 11 millones.

En los comicios para elegir Congreso en el 2002, ese tipo de sufragios fue de poco más de un millón de votos.

Constitucionalistas consultados por EL TIEMPO coincidieron en decir que si la tutela prospera deberá aplicarse aún en el caso que se conozca el fallo después del domingo.

Errores del instructivo Mientras tanto, el caso de los errores puede ser menos dramático. Pues, aunque ya capacitaron a los jurados con esas dos imprecisiones, el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Registraduría acordaron hacerles llegar a ellos una especie de fe de erratas para que eviten anular votos que pueden ser válidos.

Uno de los errores consiste en que se les dijo a los jurados que debían considerar como nulos los tarjetones en los que se marcara la casilla del voto en blanco y además uno de los números distribuidos debajo de los logos.

La CNE le advirtió a la Registraduría que en ese caso debe considerarse que el elector votó en blanco, pues su intención está claramente dirigida en ese sentido.

Antonio José Lizarazo, vicepresidente del CNE, expresó su preocupación por los errores y porque los criterios de la cartilla no fueron discutidos con ellos. “Falta planeación y coordinación en la preparación de los escrutinios”, dijo (ver ‘Opiniones divididas...’).

andoso@eltiempo.com.co.

LO QUE DICE LA TUTELA Wilson Ruíz Orejuela (...) que incluyan tanto los votos válidos y los votos en blanco, como los nulos y las tarjetas no marcadas”.

EL IMPACTO DE LOS NULOS Y LAS TARJETAS NO MARCADAS ¿2 millones nulos? Según pronósticos de la Registraduría, el domingo habría casi 2 millones de votos nulos y tarjetas no marcadas, de un total de 12’250.000 de votos.

Si se tiene en cuenta solo votos válidos, el umbral estaría en 205.000 votos, pero si se acoge la tutela (se incluyen nulos y no marcados) el umbral sería de 245.000.

Válido vs. sufragado Hace días, reconocidos constitucionalistas como José Gregorio Hernández y Juan Manuel Charry no se pusieron de acuerdo sobre el tema. El primero cree, como el CNE, que no se deben incluir los votos nulos ni los no marcados para calcular el umbral; y el segundo dice que “la ley diferencia claramente” ‘válido’ y ‘sufragado’.

‘Hay otro error’ Guillermo Reyes, magistrado del CNE, dice que otro error del instructivo a los jurados es que se advierte que si no registran nombres y apellidos completos del votante “se puede tipificar el hecho como suplantación (…) podría ser sancionado penalmente”. Para Reyes, eso no puede ser considerado como delito.

HOY SALDRÍA TUTELA DE CONSULTA INTERNA El Consejo Nacional Electoral (CNE) podría sufrir hoy un nuevo revés en los tribunales.

El Consejo Superior de la Judicatura podría fallar una acción de tutela que obligaría a la organización electoral a entregar a cada sufragante los tarjetones para las consultas internas del Partido Liberal y el Polo Democrático.

Inicialmente, el CNE había dispuesto que solo serían entregados a quienes los solicitaran en las mesas de votación.

Pero para el precandidato liberal Andrés González, autor de la acción de tutela, con este procedimiento se viola el derecho de los electores a mantener su voto en secreto.

“Cuando alguien pide el tarjetón para la consulta liberal o del Polo, de alguna manera está cantando su voto. Además, sería muy peligroso en algunas zonas de conflicto que el elector tenga que descubrir su voto por fuera del cubículo”, dijo González.

Pidió tutelar los derechos a la vida, la igualdad y a votar libremente.

Este podría ser un nuevo revés para la organización electoral, que en las últimas semanas tuvo que cambiar algunas de sus determinaciones por orden de los jueces.

La primera fue la tutela que presentó el ex alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, para que se aceptara en la tarjeta electoral su foto y apellido como logosímbolo.

Una acción similar le permitió al aspirante al Senado Carlos Moreno de Caro utilizar su apellido como su símbolo en el tarjetón.

Y finalmente, el ex vicepresidente Humberto de la Calle logró mediante una tutela que lo inscribieran para votar, pues el día que quiso registrarse los miembros de la Registraduría cerraron a las 6 de la tarde, sin importarles que había gente haciéndoles fila.

OPINIONES DIVIDIDAS EN EL CONSEJO ELECTORAL.

El vicepresidente del CNE, Antonio J. Lizarazo, afirmó que la Registraduría imprimió unos instructivos para capacitar a los jurados de votación, sin consultarle a esa corporación. A juicio de él, algunos criterios que se usan en la cartilla son errados. “Falta planeación y coordinación”, dijo.

Guillermo Reyes, magistrado del CNE, también manifestó su rechazo porque el Consejo “no fue invitado” a participar en el diseño del programa computarizado que deben usar para el escrutinio y que servirá para computar los resultados definitivos de las elecciones.

El presidente del CNE, Guillermo Mejía, asegura que la semana pasada, Reyes y Lizarazo revisaron el instructivo para jurados y sí se encontraron dos errores “que la Registraduría ya había detectado”. Según él, se van a hacer las observaciones, aunque las cartillas ya están impresas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.