Meluk le cuenta

Meluk le cuenta

Millos era anoche el concursante de un programa de TV. Su reto era abrir un candado gordo escogiendo una llave. ¿El premio? La victoria. Y como suele ocurrir con los paisanos asustados por las cámaras y las luces del set, el equipo terminó sacando de una caneca gigante llaves al azar a ver si alguna servía. Y así apareció la mágica bota zurda de Gabriel Fernández, a los 27 del segundo tiempo, y en un tiro libre fantástico logró que el pasador de Cúcuta hiciera click. Pero la fortuna de contar con él no oculta el trancón mayúsculo.

09 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Los laterales intentaban salidas inexistentes, hacer dos pases seguidos era más complicado que pasar por la Avenida Suba en hora pico y bajo un aguacero; la pelota no era los volantes de ataque sino de los de marca y el ollazo era rechazado siempre por una durísima defensa del Cúcuta.

Sacaba y sacaba llaves a la buena de Dios. En justicia, Millos, además de sus limitaciones, se vio incómodo por un rival muy serio en plan defensivo, sincronizado y juntito en su doble línea de seguridad (ocho y hasta nueve tipos adelante del portero).

Y así, confuso, rebotando como pelota de tenis en un muro, sin plan claro como el concursante del programa de TV, sacó la llave ganadora: Fernández.

Su suerte es tenerlo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.