Hora del escrutinio del TLC

Hora del escrutinio del TLC

El TLC acabó por convertirse en tema predilecto de las campañas electorales, juntamente con las feroces incursiones de las Farc y las siniestras andanzas de grupos paramilitares. Sin conocer su texto y sus exactos alcances, determinados sectores se precipitan a descalificarlo, de plano. Cerrada la etapa de la negociación, lo que corresponde es el escrutinio severo de sus normas y el análisis objetivo de sus implicaciones.

09 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

De hecho, por lo que se ha publicado, algunos de sus aspectos más críticos fueron resueltos con plazos prudenciales de desgravación hasta de 19 años para los altos aranceles y períodos de gracia de seis durante los cuales no se aminorarán. De esta suerte, el tratamiento dado al arroz y a los cuartos traseros de pollo no parece amenazar de ruina a los cultivadores y criadores colombianos, a quienes se les promete asistencia de diverso género para adaptarse a las nuevas circunstancias. Incluso haciéndolos partícipes de los beneficios que se obtengan de los contingentes de importación convenidos.

Bien librados dan trazas de haber salido el azúcar y sus derivados. Más aún los productos cárnicos y lácteos, las flores, las hortalizas, el tabaco, el algodón. No cabe ignorar hasta donde existía el pie forzado de las situaciones generadas por la anterior apertura hacia adentro, que de alguna manera era aconsejable ver de corregir mediante criterios más equitativos y pragmáticos. Y desde luego, en lo favorable, el feliz antecedente de las preferencias comerciales generales y no recíprocas.

Por lo que se anuncia, la industria resultó la principal ganadora, con los textiles, las confecciones y el biocombustible a la cabeza y con estímulos a las pequeñas y medianas empresas. Serán de ver el texto acordado y sus listas discriminadas para apreciar sus consecuencias sin temor a errar y para despejar las incógnitas relacionadas con la ajetreada propiedad intelectual. De mucha importancia es la reserva del derecho de establecer controles a los flujos de capital con fines de estabilización macroeconómica. Asimismo, las de orden cultural y de ciertos servicios.

Habiéndose afirmado que merced a este TLC la economía colombiana crecerá a razón del 4,5 por ciento anual, vale la pena observar su terrible insuficiencia cuando las de otras naciones emergentes crecen al 9 o al 10 por ciento. En todo caso, por encima del 6 por ciento. Como Colombia lo hizo por años, precisamente por la misma época en que diversificaba y multiplicaba sus exportaciones y se liberaba de la exclusiva dependencia del café. Si a aquel precario nivel se resignara, continuaría ampliándose la brecha con las demás naciones. Peor aún si en el interior se siguiera ensanchando la que separa a ricos y pobres y si el trabajo persistiera en ser bien escaso y mal retribuido en los estratos inferiores.

El cálculo del Departamento de Planeación de que en el primer año de TLC las rentas fiscales se disminuirán en la proporción de 1,2 billones de pesos por causa de la reducción de aranceles, no es para fruncirse desdeñosamente de hombros. Necesariamente, se deberá estudiar cómo suplir semejante bajonazo y cómo atender a los costos del los subsidios ofrecidos.

Buena parte de las crisis presupuestarias han ocurrido porque se decretan gastos sin respaldo o porque se introducen exenciones a la diabla o porque se menoscaban unos impuestos y se niegan los aumentos compensatorios de otros.

Voto en la elección de Congreso Sin perjuicio de la autonomía de su conciencia, liberal será el sufragio del autor de esta columna, en reconocimiento de la necesidad de supervivencia y vigor del demoliberalismo colombiano y del riesgo de que desaparezca, disperse o languidezca. Candidatos de primera jerarquía a la Cámara lo son Eduardo Sarmiento y Rafael Amador. Como al Senado, otros dos intelectuales: Enrique Gaviria Liévano e Iván Marulanda. Los cuatro de lúcido talento y conducta intachable.

abdesp@cable.net.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.