Un quiosco que vuelve a brillar

Un quiosco que vuelve a brillar

Se salvó de milagro. A lo mejor solo porque a alguien le dio nostalgia tumbarlo después de saber que el quiosco de la Luz era la primera edificación construida con cemento hecho en el país. La empresa Cementos Samper la mandó a hacer.

09 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Está en el parque de la Independencia desde hace 96 años, cuando se realizó la Exposición Agrícola e Industrial que conmemoró el primer centenario de la Independencia. El resto de quioscos y pabellones (cuatro) fueron arrasados.

Alguien, cuyo nombre la historia no recogió, dijo que eran “feos e inútiles”. Sin embargo, y como anécdota, en un estudio que se hizo en el parque, a través de un escáner, se estableció que están los cimientos de todos.

El de la Luz, el que nos atañe, se salvó y tuvo varios usos. Fue depósito de implementos de electrificación. La familia Samper era también la dueña de la luz en la ciudad en esa época.

Dicen que también fue un estudio. Lo contó Gabriel Pardo García-Peña, gerente de la Corporación La Candelaria: “Alguien comentó que una tarde pasó por aquí y vio a un modelo desnudo que posaba para estudiantes de arte”.

También, que durante algún tiempo, los niños que hacían talleres de dibujo en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (MamBo), que queda pasando la calle 26, tomaban sus clases allí. Y uno más, existe una foto del fallecido artista Luis Caballero trabajando allí.

Hace unos 20 años se cerró. Pero la Corporación La Candelaria y el Museo de Bogotá lo recuperaron.

Ahora reluce. No importa si hace o no sol. Su restauración se demoró ocho meses y se conservaron los colores y el estilo neoclásico original.

Sin embargo, hubo cambios. Toda la cenefa de la parte superior del quiosco era de un azul “pasteludo”, según Pardo. Y no lo quitaron del todo. Se conserva, pero en menor proporción, mezclado con el color crema, el que tiene la casi totalidad del quiosco.

Las puertas, originales en su totalidad, solo fueron pintadas de blanco y el piso de madera se pulió.

Seis obreros se encargaron de la obra, con la supervisión de La Candelaria.

Y uno de ellos, Uriel Muñoz, del Eje Cafetero, construyó la base para una banca de la que solo quedaba su parte inferior.

El proyecto es que el quiosco de la Luz se convierta en una tienda turística.

Y además, que la empresa privada también haga parte del proyecto. Por lo pronto, se sabe que Cemex está interesada en construir una cafetería y unas baterías de baños.

El pequeño quiosco, al parecer generará todo un camino cutural, que empezará en el Planetario Distrital.

PLAN PARA LA ZONA Sacar a flote la quebrada San Diego para convertirla en un espejo de agua, así como lograr que el parque de la Independencia, el Planetario Distrital, el Museo de Arte Moderno de Bogotá (MamBo) y la Biblioteca Nacional se conviertan en un eje cultural, son algunos de los proyectos para esta zona.

Todo este espacio se llamaría el parque del Bicentenario e incluiría otro parque, el Japonés, que honraría al primer nipón que llegó a la ciudad, en 1907, Tomohiro Kawaguchi, un diseñador de jardines que llegó a trabajar para el Presidente de la República de la época y terminó sembrando plantas en el parque de la Independencias.

Muchas todavía están allí y han resistido todo el gran paso del tiempo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.