Decretan estado de emergencia en tres provincias de Ecuador

Decretan estado de emergencia en tres provincias de Ecuador

El gobierno ecuatoriano declaró el estado de emergencia en tres provincias de la Amazonia, donde se hallan las mayores reservas de crudo del país, tras una huelga de trabajadores petroleros que hasta ayer había generado pérdidas por 10 millones de dólares.

09 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

El decreto, que otorgó el control de la zona a los militares y restringió los derechos civiles por tiempo indefinido a los habitantes de la región, afecta a las provincias de Napo, Orellana y Sucumbíos (en el norte del país).

La huelga, en la que participaban 2.000 trabajadores contratistas, que prestan servicios a la estatal Petroecuador, comenzó el lunes pasado para exigir el pago de salarios atrasados.

Balance del paro Con el cese de actividades se impidió el funcionamiento de 291 pozos, que generan diariamente 156.992 barriles de crudo. “Los trabajadores hicieron una huelga de brazos caídos, se tomaron unos pozos y cayó la producción petrolera a un 72 por ciento, por lo que se procedió a declarar el estado de emergencia para controlar la situación”, afirmó el secretario de Comunicación, Enrique Proaño.

Por su parte, el ministro de economía, Diego Borja, manifestó que no puede “quitar a los trabajadores su derecho legítimo a protestar”, pero advirtió “que no existe legitimidad alguna en paralizar la producción petrolera que es el ingreso del país”.

Desde hace tres semanas, varias estaciones petroleras de la Amazonia han sido el blanco de manifestantes que han ocupado las instalaciones, suspendido el bombeo de crudo y el transporte de petróleo provocando millonarias pérdidas.

El petróleo representa cerca del 40 por ciento del total de las exportaciones del país y su venta financia el 43 por ciento del presupuesto fiscal.

Pero aunque la huelga finalizó en la madrugada de ayer, en Ecuador la parálisis continuaba en otros sectores.

Los trabajadores sindicalizados salieron a las calles, para exigirle al Gobierno una consulta popular previa a la firma del TLC con E.U., la expulsión de la petrolera estadounidense Oxy y un incremento salarial de 30 dólares.

“La resolución ha sido acatada por los 200.000 afiliados a nuestras centrales, además, a ella se sumaron estudiantes y maestros”, indicó Jaime Arciniegas, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT).

La parálisis se lleva a cabo en cinco provincias, en las que los manifestantes no solo interrumpieron el tránsito vehicular y quemaron neumáticos, sino que bloquearon el ingreso a la provincia de Pichincha, de la que Quito es la capital.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.