A Q U I L A F R O N T E R A

A Q U I L A F R O N T E R A

El país necesita hechos. Sí, hechos que precisen y determinen lo que quiere hacerse y la motivación hacia esos fines. En relación con lo estrictamente fronterizo, incluida la representación y participación del 53 por ciento territorial en los niveles de decisión y coprotagonismo nacional, se observa un total alejamiento de lo que expuso y anhelaba Luis Carlos Galán Sarmiento. Y es tanta esa apatía, desinterés o indiferencia, que hasta los nombramientos de intendentes y comisarios, para los peyorativamente llamados Territorios Nacionales, se relegan a segundo o tercer plano.

03 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Sin ministros, viceministros, jefes de departamentos administrativos, directores, secretarios generales o asesores, las regiones fronterizas siguen bajo su constante capitis diminutio, no obstante tener ellas el potencial y los recursos más valiosos, inmediatos y de mayor perspectiva para el futuro de Colombia. Díganlo si no el petróleo, el gas, el carbón, el oro, el platino, la riqueza maderera, la fauna y flora, los ríos. Y para no seguir advirtiendo posibilidades, señalemos que en el área periférica es donde están los más positivos contactos con los países que más nos interesan en la conformación de la unidad bolivariana, Andina o Latinoamericana, sin olvidar lo que representan las Antillas y el Caribe.

A las fronteras solo llegan comisiones de paso, pero no misiones de seguimiento y apoyo que permanezcan más de una semana. Además, no se reconocen valores humanos, ni interés en sus prospectos y argumentaciones, como fácil es deducirlo si se hace una evaluación objetiva e imparcial, en cualquiera de los puntos cardinales de nuestra geografía o en los más destacados Distritos Fronterizos, que lo son de papel, porque nadie, empezando por el Departamento Nacional de Planeación ha querido darles cabida dentro de la división político-administrativa existente, ni establecerles una reglamentación con estímulos e incentivos que les permita encauzar, aprovechar y proyectar sus ventajas comparativas o neutralizar y superar sus desventajas, en orden a las influencias y factores externos que irremediablemente reciben, dada la accesión que genera la vecindad con países diferenciados por situaciones monetarias, cambiarias, tributarias, aduaneras, etc.

Continuando con la misma actitud de la administración anterior, que desconoció sin rubor alguno ordenamientos de ley y justas reclamaciones formuladas por todas las regiones y por el Comité de Fronteras creado por las cámaras de comercio vinculadas a Confecámaras, recientemente se designaron asesores presidenciales para distintas actividades, olvidando que mediante la Ley 10 de 1983, y el Decreto 3448/83, se creó la Secretaría de Fronteras, en compensación a las reclamaciones que solicitaban un ministerio o un departamento administrativo, con dependencia directa del Presidente de la República. Como las fronteras no tienen dolientes, hasta la Presidencia no llegó ninguna formulación o queja.

Colombia no es unitaria e integral, en su concepción político-administrativa. Es Andina y Atlántica, porque allí tiene su mayor asentamiento poblacional, pero eso no significa que opere acorde con sus necesidades y en forma equilibrada y armónica.

Este desinterés lo estamos comprobando de idéntica manera en las argumentaciones y temas de la Asamblea Constitucional en donde las zonas marginales y la periferia de la Nación poco cuentan o representan, así no sea la departamentalización, que para algunos sigue siendo un imposible.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.