Las últimas joyas de la corona

Las últimas joyas de la corona

El catálogo de ventas de empresas estatales y de búsqueda de socios particulares para determinados negocios es amplio y cubre sectores tan diversos como el energético, el financiero, las telecomunicaciones y el agro.

08 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Las joyas de la corona, en realidad, se fueron acabando con la oleada privatizadora de los 90 y ahora solo quedan unas cuantas perlas (Ecogas, Telecom, la refinería de Ecopetrol en Cartagena, Megabanco, la quinta parte de las acciones de Isagén) y otras tantas piedras preciosas de menor valor (ver nota Centrales de abastos...) más dos electrificadoras: la de Cundinamarca, que está en etapa de valoración y se pondrá a la venta, y la del Tolima, a la que se le busca un socio privado para capitalizarla.

Con la venta de sus participaciones, acciones y activos, el Gobierno nacional aspira a recaudar este año 1 billón de pesos, que el Ministerio de Hacienda considera una meta conservadora debido a que, en algunos casos, apenas se han iniciado los procesos de valoración de esas inversiones.

De concretarse esas operaciones, el billón de pesos entrará a formar parte del presupuesto nacional, sin destinación específica según lo prohíbe la Constitución, para financiar parte de los gastos programados por 105 billones de pesos.

En Telecom y Ecopetrol, los dineros que se obtengan por su privatización parcial se destinarán a su propia modernización y relevan al Estado de la obligación de apropiar recursos para inyectárselos y cumplir el mismo objetivo.

Telecom, según lo planeado, utilizaría los recursos de la capitalización para superar los rezagos de inversión en redes, compra de equipos y oferta de nuevos servicios, volverse más competitiva y ponerse a tono con los grandes jugadores internacionales de las telecomunicaciones.

La firma que haga sociedad con Ecopetrol será exclusivamente para la ampliación y modernización de la refinería ubicada en Cartagena, proyecto largamente aplazado, pero que ahora resulta impostergable con la casi segura entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio colombo-estadounidense En otros casos, ante la alegada ausencia de recursos públicos para inversión, se recurrirá a la figura de las concesiones, como la que se tiene prevista para la ampliación del aeropuerto El Dorado con el fin de atender la mayor demanda de pasajeros y carga que ya tiene y la que se espera se generará con la vigencia del TLC con Estados Unidos.

Como ha sucedido en el pasado, no todo lo que el Gobierno aspira a vender logra concretarse o tiene que aplazarse hasta encontrar condiciones más propicias.

Es lo que ha ocurrido, por ejemplo, con el Bancafé, o el más reciente y fallido caso de la vinculación a Telecom del magnate mexicano Carlos Slim y su firma Telmex.

El Granbanco-Bancafé es una de las joyas que aún no se sabe qué suerte correrá, pues el Gobierno aún no ha decidido si lo conserva o lo vende. En abril se conocerán las opciones que un banquero de inversión les presentará a las autoridades.

Esa sería la última entidad financiera en manos del Gobierno susceptible de vender -el Banco Agrario continuará como banco público-, ya que el año pasado el Banco Granahorrar fue vendido por cerca de 1 billón de pesos.

Durante la administración Pastrana se vendió el 50 por ciento de las acciones de la Nación en El Cerrejón.

1 billón de pesos en ingresos presupuestó el Gobierno para este año por la venta de activos y acciones en empresas públicas. Estas operaciones se suman a los negocios previstos en Ecopetrol y Telecom.

ARRANCÓ PRIVATIZACIÓN DE ECOGÁS Ayer el Gobierno invitó al sector solidario a participar en la constitución de la sociedad que se denominará Transportadora de Gas del Interior, la cual será la encargada de pujar por los activos de Ecogás hacia finales de este año.

Aunque se ha mantenido bajo reserva el valor de Ecogás, en el sector gasífero se dice que la empresa podría costar entre 1.000 y 1.250 millones de dólares. En esta compañía estarían interesados ISA-Promigás, Gas Natural e incluso Pdvsa.

SEIS EMPRESAS, TRAS EL 50% DE TELECOM Seis empresas quieren ser el socio que busca Telecom: Telefónica de España, Telmex de México, Cantv de Venezuela, Cablecentro, Phone One y ETB han adquirido los términos de referencia de la subasta, que el Gobierno espera realizar este mes.

Se prevé que el ganador deberá desembolsar -como mínimo- 350 millones de dólares para capitalizarla y quedarse con el 50 por ciento más una acción de su capital.

ACERÍAS PAZ DEL RÍO La participación del Gobierno en Acerías Paz del Río suma 9,1 por ciento. La valoración de estas acciones la está realizando Latinvesco, firma de banca de inversión contratada para ello. Los trabajadores, pensionados y Gobierno ya acordaron vender y entre los posibles compradores estarían: Mital, Gerdau, Techint y otros tres grupos extranjeros.

CONCESIÓN ELDORADO En la modernización del aeropuerto Eldorado de Bogotá se tienen previstas inversiones por 650 millones de dólares en los próximos 15 años. El objetivo es convertirlo en el hub de la región. La licitación para adjudicar el proyecto se cerrará el próximo 18 de abril. Hay interés de operadores españoles, mexicanos, argentinos, colombianos y estadounidenses.

EN JUNIO SE CONOCERÁ SOCIO DE ECOPETROL Cuatro gigantes petroleros han mostrado interés en participar como socios de Ecopetrol en la refinería de Cartagena. Ellos son: BP Corporation North America, Petrobras, Marubeni y Glencore.

El objetivo del Gobierno al admitir a un particular como socio estratégico es poder ampliar de 75.000 a 140.000 barriles diarios de combustibles la capacidad de refinación de esta planta.

El aporte de capital que deberá realizar el socio es motivo de estudio por parte de las cuatro firmas interesadas y el mismo Ecopetrol, pero lo cierto es que aquel debe apostarle a por lo menos el 51 por ciento de la valoración que se haga de los activos de las instalaciones de la petrolera estatal en Cartagena, cuyo plan maestro (ampliación y modernización) tiene un costo estimado de 800 millones de dólares. Los interesados tienen hasta mayo para enviar sus propuestas. La seleccionada se conocerá el 30 de junio.

CUENTA REGRESIVA PARA VENDER MEGABANCO Después de la venta de Granahorrar en octubre del año pasado, el negocio financiero más ‘apetitoso’ para los inversionistas bancarios es la oferta por el Megabanco. Aunque este banco no se venderá de manera directa, quien aspire a quedarse con la institución financiera tendrá que poner mínimo 690.000 millones de pesos y asumir las deudas de la Coopdesarrollo, dueña del Megabanco. El Gobierno, a través de Fogafín, espera recuperar los 660.000 millones de pesos que le inyectó a Coopdesarrollo para apoyar, en el pasado, la operación de Megabanco.

El 16 de marzo se fijó como fecha para abrir la urna con las propuestas y de existir más de una, se procederá a una puja al mayor postor.

Hasta el momento los interesados en evaluar la oferta son Davivienda, Grupo Aval, Fundesarrollo, GE Money (División Financiera de General Electric), Santander, Bancolombia.

Centrales de abastos y parte de Vecol, a venta.

En el sector agropecuario son 30 las empresas en las que tiene participación el Estado y la mayoría de ellas se venderá en los próximos meses.

El ministerio de Agricultura tiene participación en seis centrales de abastos, 16 fondos ganaderos, en la Bolsa Nacional Agropecuaria (BNA), en la Empresa Colombiana de Productos Veterinarios (Vecol) y en seis microempresas creadas con recursos del Fondo Emprender.

El Gobierno es consciente de que las centrales de abastos y los fondos ganaderos deben ser de propiedad exclusiva del sector privado o de las entidades locales y regionales, pero la administración nacional no debe estar presente.

En el caso de la BNA se venderá la participación, que corresponde al 32 por ciento, que tiene un valor cercano a los 6.000 millones de pesos.

Esa participación se ofrecerá inicialmente al sector solidario y posteriormente se le dará la oportunidad al sector privado.

En cuanto a Vecol, se privatizará el 29 por ciento de las acciones, pero mantendrá el 51 por ciento tal como lo ordenó el Congreso.

La participación en las centrales de abastos corresponde a 32.700 millones de pesos, mientras que la de los fondos ganaderos asciende a 23.000 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.