Las ventas de la muñeca Bratz les quita el sueño a los fabricantes de la Barbie

Las ventas de la muñeca Bratz les quita el sueño a los fabricantes de la Barbie

La muñeca Barbie está en peligro, ya que sus ventas bajan sin parar desde hace tres años en Estados Unidos, y con ellas los beneficios de su fabricante, Mattel, y todo esto por que las niñas ahora prefieren a su rival, Bratz.

07 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Las ventas de la muñeca más famosa del mundo volvieron a bajar en 2005, esta vez un 13 por ciento, tras haber ocurrido lo mismo en los años 2003 y 2004.

“El 2005 fue un año difícil para Mattel debido a (...) una caída de las ventas de la marca Barbie que borró los progresos obtenidos por otros productos de la gama”, explicó el director de la compañía, Robert Eckert, quien anunció que el beneficio neto anual cayó a 417 millones de dólares.

Los problemas de la estrella de Mattel se remontan a los años 2000 y 2001, afirma Sean McGowan, analista especializado de la casa de corretaje Harris Nesbitt. Para los analistas, el culpable tiene un nombre, la muñeca Bratz.

Barbie “quizá se ha debilitado definitivamente por la competencia sostenida de Bratz”, estima Hal Diamond, analista de Standard and Poor's.

La gama fue lanzada en 2001 por MGA Entertainement, pequeña sociedad con base en California (oeste de Estados Unidos) que emplea a 550 personas frente a las 25.000 que trabajan en Mattel.

Las muñecas Bratz aceleraron el declive de Barbie, que hasta entonces copaba el 90 por ciento del mercado de la muñeca de tipo modelo, explica McGowan.

Hoy ocupan entre el 30 por ciento y el 35 por ciento del mercado, precisa, según cálculos suyos, ya que ninguna de estas dos compañías quieren ofrecer estos datos.

McGowan evalúa el volumen de negocios de MGA en 750 millones de dólares y un beneficio de entre 200 y 250 millones de dólares antes de impuestos.

Dave Malacrida, responsable de comunicación de MGA, se limita a decir que “la marca Bratz, productos fabricados por MGA y las licencias Bratz, representa 2.000 millones de dólares” en el mundo.

“Ya es hora de que Barbie se jubile”, es la ilusión del director de MGA, Isaac Larian, según una entrevista con el New York Times.

“Las Bratz parecen más jóvenes, están vestidas más a la moda”, señaló McGowan. Con sus cabezas desproporcionadas y sus ojos desmesurados, las Bratz recuerdan a los dibujos animados japoneses, los mangas.

Fabricadas en unas 30 versiones diferentes (Cloe, Jade, Yasmin, etc.), están muy maquilladas y generalmente visten muy corto: camisetas por encima del ombligo, minifaldas de colores vivos y botas de tacón alto.

Ante este producto, Mattel respondió lanzando dos gamas de muñecas, las MyScene en 2002 y las Flavas en 2003, que se parecen tanto a las Bratz que MGA demandó a su competidor en abril de 2005. El mes pasado, Mattel proclamaba que “Barbie siguió siendo la muñeca número uno de las niñas en 2005”, según un estudio del grupo de investigación NPD. Sin embargo, lo que Mattel no precisa es que las Bratz se vendieron mejor que las Barbie en Navidad, según NPD.

Lo último de Mattel fueron unos cambios al novio de Barbie, que el grupo dejó de comercializar en 2004. El nuevo Ken llegó a las tiendas esta semana con el pelo más largo, pantalones vaqueros gastados y campera de cuero

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.