Siderúrgicas extranjeras, interesadas en Paz del Río

Siderúrgicas extranjeras, interesadas en Paz del Río

Un llamado hecho en diciembre de 2004 por el presidente Alvaro Uribe a los trabajadores y pensionados de Acerías Paz del Río para que no vendieran esta empresa y más bien vincularan un socio estratégico quedó en buenas intenciones. (VER CUADRO - ACERÍAS PAZ DEL RÍO)

07 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Ello en razón a que tras un 2005 lleno de rumores, desmentidos por la propia siderúrgica, los trabajadores y pensionados decidieron firmar el pasado 9 de febrero un acuerdo para llevar a cabo la venta de sus acciones. Dicho convenio fija el 6 de julio de este año como fecha límite para traspasar su paquete accionario, que asciende 33,9 por ciento, así como el 9,1 por ciento del IFI y el Ministerio de Hacienda. La venta de esta participación fue, sin embargo, una decisión tomada meses atrás.

La venta de este 43 por ciento prácticamente entrega el control de la siderúrgica al comprador y cuatro puestos en la junta directiva, porque el resto del capital se encuentra disperso entre cerca de 412.000 socios.

El Instituto Financiero de Boyacá (Infiboy) posee el 20,9 por ciento de la empresa, pero su venta requiere salvar inconvenientes legales. Sin embargo, el hecho que 100 de los accionistas posea el 79 por ciento de las acciones de Paz del Río restantes la simplifica.

El proceso apenas arranca y falta la valoración de la acción, que fue encargada por el Gobierno y los trabajadores a la banca de inversión Latinvestco.

Por su lado, los jubilados de la compañía se reunieron este fin de semana para participar con los trabajadores en un comité que los tendrá al tanto del proceso.

La venta, además de la valoración, también implica, entre otras etapas, la aceptación por los vendedores, la apertura de una sala de información, el contacto con los inversionistas interesados (mercadeo), la apertura de un cuarto de datos, y por último la enajenación de los títulos. Todo ello surtiendo los avales de la Superintendencia Financiera.

La última parte del proceso debe establecer si la venta se hace a través de un martillo, una OPA o cualquier otro mecanismo público.

Sin embargo, como revelamos ayer, seis grupos extranjeros , entre ellos Gerdau de Brasil, han manifestado informalmente su interés en las acciones.

Si bien ello no asegura que pujen por los títulos, se rumora que entre las siderúrgicas interesadas están la argentina Techint, la angloindia Mittal (al parecer visitó a Acerías en diciembre pasado) y la europea Arcelor, a través de una filial brasileña. También han indagado por Acerías bancos de inversión foráneos representantes en el país de los intereses de grupos siderúrgicos extranjeros.

El lazo en común de estas compañías es que ya tienen inversión en Colombia, como Gerdau en Diaco, o exportan a Colombia parte del millón de toneladas anuales de acero que suplen la demanda interna.

En los últimos días tomó fuerza una versión según el cual Lakshmi Mittal, el multimillonario dueño de Mittal Steel, la siderúrgica más grande del mundo, vendría a Suramérica para concretar la compra de Siderperú y a manifestarle a Uribe su interés en Colombia. Pero una fuente de la Casa de Nariño desmintió una visita cercana del magnate indio. Mittal lanzó hace unos días una oferta hostil sobre Arcelor, la segunda siderúrgica y su más inmediato competidor, la cual ha generado el rechazo en su interior y opiniones a favor y en contra en la Unión Europea.

En medio de todo esto, la obligación del IFI y del propio Gobierno de vender participaciones minoritarias, parece haber arrastrado la venta de una empresa que considera ejemplo de capitalismo popular. Pero no faltan quienes afirman que lo que están haciendo los trabajadores y pensionados es aprovechar un momento ideal para vender y recuperar lo que invirtieron en el salvamento de Acerías Paz del Río.

.

* Latinos se mueven .

Los grupos siderúrgicos se han apresurado a mover sus fichas en Latinoamérica. Al respecto, el diario La Nación, citando una fuente de la compañía, dice que Techint no tiene entre sus planes Europa o Asia, dado que en América existen ventajas comparativas para producir acero que no hay en otras partes, y que está buscando adquisiciones. Como si esto fuera poco, las pequeñas siderúrgicas del interior están contemplando inversiones. Se prevé una expansión de 200.000 toneladas anuales en una planta y la apertura de una nueva con esa capacidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.