Monjas rebeldes amenazan con cerrar colegio

Monjas rebeldes amenazan con cerrar colegio

En Pijao, un pueblo en el suroriente de Quindío, pareciera no cumplirse el adagio popular según el cual nadie es irremplazable.

07 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

El colegio Santa Teresita de Jesús, considerado patrimonio cultural y con más de 60 años de historia, está a punto de cerrarse porque dos de las monjas que lo dirigen, entre ellas la rectora María Libia Eusse Restrepo, se ‘rajaron’ en el examen de méritos que hizo el Ministerio de Educación y deben irse.

Sin embargo, el pueblo rechaza la medida y la comunidad Santa Teresita de Jesús, dueña del predio en donde funciona el plantel, dice que si las hermanas no continúan, el colegio se cierra.

El problema es que ese centro educativo, con 24 maestros y 750 estudiantes, es el más importante y el de mayor cobertura del municipio.

Las monjas coordinan, además, cinco escuelas rurales con 120 niños y, según Clarena Peña, una de las maestras, los niños se perjudicarían ante la ausencia religiosa.

“Perderíamos nuestra identidad. Se acabaría la formación espiritual y de valores y mucha gente que recibe ayuda quedaría desamparada”, aseguró.

Las monjas han detectado a los alumnos más pobres y se las han arreglado para subsidiarles la pensión, que no sobrepasa los 30 mil pesos anuales.

“Así como a muchos maestros que perdieron los reencaucharon con palanca política, también se puede hacer una salvedad con las monjas”, dice el director de la Casa de la Cultura de Pijao, Fernando Pérez.

Agregó que la gente quiere mucho a las religiosas y que “si las hermanas se van podría presentarse un problema de orden público”.

La gobernadora de Qunidío, Amparo Arbeláez; el alcalde de Pijao, Carlos Evelio Cardona, y líderes de la comunidad enviaron cartas al presidente Álvaro Uribe en las que solicitaban reconsiderar la calificación. El Ministerio respondió que la decisión está ajustada a la ley y no hay posibilidad de cambio.

Algunas madres cabeza de familia que no tienen cómo pagar el estudio de sus hijos, como María Bertha Sánchez Quiceno, están alarmadas. Abandonada por su esposo y con dos hijos que se educan gratis en el colegio, dice que si las hermanas se van ella no sabrá qué hacer.

Aunque los resultados del examen se publicaron el 26 de diciembre, las monjas esperaron para buscar una solución. Al no encontrarla decidieron hacer público el problema y buscar apoyo en la comunidad. La rectora Eusse Restrepo solo atina a concluir: “resta esperar. Todo está en manos de Dios”.

ES NECESARIO ESPERAR SI SURGEN VACANTES Según Emilio González, funcionario del Ministerio de Educación, aún queda un recurso. “Si no pasaron no pueden nombrarse en propiedad. Sin embargo, la última decisión la tiene la Secretaría de Educación del Quindío”, dijo.

Por su parte María J. Hernández, jefe de personal de esa Secretaría de Educación, aseguró que las fallas se presentaron en pruebas de competencias y sicotécnicas. “Pero hay una opción, porque el examen termina en junio y si quedan vacantes, las hermanas pueden seguir”.

En Quindío faltan 17 rectores y 55 coordinadores.

Casi todas las preguntas del examen eran de matemáticas, unas pocas de español y no había nada sobre mi cargo ni preguntas de religión, que es lo que nosotras manejamos”.

Hermana María Libia Eusse Restrepo, rectora del Colegio Santa Teresita de Jesús.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.