El Congo de la nueva ola

El Congo de la nueva ola

Era la madrugada del martes pasado y ni el cantante Peter Manjarrés ni el acordeonero Sergio Luis Rodríguez dormían. Estaban esperando el fallo, que a eso de las 4 a.m., los premió con el Congo de Oro en la categoría de vallenato, en el pasado Carnaval de Barranquilla.

06 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Tenían sus razones para creer en el triunfo. Se habían preparado cuidadosamente para uno de los pocos concursos que premian a las agrupaciones vallenatas (no solo al acordeonero). Y la categoría vallenata se había diluido entre las muchas categorías del Festival de Orquestas del Carnaval. Pero el buen momento que pasa el género hizo que se reactivara el año pasado, cuando se lo ganó Iván Villazón.

Ahora, por primera vez, un artista de la nueva ola vallenata (es decir el grupo de cantantes juveniles) se gana un premio tan importante.

Y lo mejor, en el cuadro de honor hubo otro: Silvestre Dangond. Y es que ellos se habían empapado del espíritu del Carnaval: la mamá de Peter, “La ‘peterista’ más sincera de todas” les había confeccionado los uniformes para la ocasión.

Peter apareció vestido con camisa de satín, con el Congo pintado en un costado. Los demás muchachos del conjunto, por ejemplo, se hicieron peinados carnavaleros.

Sergio Luis, en cambio, se preparó de otra manera: “Me inspiré en un hermano que murió, que me ayuda desde el cielo –dice el joven acordeonero–. Sentí algo de tensión antes de llegar al escenario. Pero cuando subimos a la tarima y vimos a la gente con afiches, por un momento me sentí como los de Rebelde”.

Y sus cartas para ganar fueron tres canciones, entre ellas El amor de mi Sabana, que también se convirtió en la canción oficial del carnaval.

“Todo estaba para ganar –agrega Peter–, hasta la reina se nos subió al a tarima”.

Y de pura alegría, Peter Manjarrés y su acordeonero se fueron al día siguiente a visitar los medios de Valledupar, “porque es la ciudad que más nos ha apoyado”.

Después pasaron por Bogotá a compartir el triunfo, porque ganaron en un concurso en el que sus competidores eran Poncho Zuleta, Villazón y Oñate.

Además, el premio le da un voto de confianza a su generación. “No importa que Silvestre no se lo hubiera ganado. Si lo gané yo –afirma Peter con emoción– es también para él y para Luifer Cuello y los demás jóvenes que estamos haciendo vallenato”.

Lea más detalles sobre Peter Manjarrés y Sergio Luis Rodríguez en el blog Vallenato Social Club, en eltiempo.com .

Y AHORA VAN POR EL REINADO VALLENATO Ahora, tienen los ojos puestos en otra competencia: el Festival de la Leyenda Vallenata, en la que Sergio Luis –que alguna vez fue rey infantil y rey de reyes infantil en el certamen de Valledupar– será el encargado de sacar la cara por esta pareja musical. Es tanta la unión de los dos músicos, que Peter habla de esta nueva aventura como si el aspirante a rey fuera él.

“Es que con la participación de Sergio Luis ganará el Festival, porque se trata de un acordeonero reconocido. Gana la nueva generación, porque mostramos que nos atrevemos a participar, donde otros acordeoneros temen.

Además, ganamos nosotros, porque nuestra agrupación está presente”. Sergio Luis, formado musicalmente en la escuela de Andrés ‘El Turco’ Gil, agrega que hubiera querido tener la corona de rey aficionado y no lo consiguió.

Ahora solo piensa en prepararse: “Conozco los dos estilos, el comercial y el tradicional. Pero será como los futbolistas, si no entrenan pierden la forma. Y de aquí al Festival el trabajo principal será coger forma”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.