Darwin y Dios, ¿qué enseñar?

Darwin y Dios, ¿qué enseñar?

(EDICION BOGOTA) ¿El mundo se creó en miles de años o en una semana? ¿El hombre proviene del simio o del barro? ¿Es resultado de una evolución natural o de una acción de Dios?

05 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Estas preguntas han sido continuas por siglos; y enfrentan de nuevo, desde finales del año pasado, a comunidades científicas y movimientos religiosos de Estados Unidos.

Catorce estados proponen que en las clases de ciencia se enseñen, a la par, la teoría de la evolución de Charles Darwin (la vida surgió por selección natural) y la del Diseño Inteligente (todo fue creado por un ser supremo o ‘diseñador’, es decir Dios) (ver recuadros).

Esto a pesar de que un juez de Pensilvania concluyera, en diciembre, que una enseñanza de la biología que mencione el origen divino de la creación es anticonstitucional.

Los miembros de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés), reunidos hace unos días, hicieron el llamado ante la propuesta de los estados por considerar que perjudica la educación.

El debate está tomando fuerza en Latinoamérica y Colombia no se salva, aunque por ahora sea entre pocos.

¿Qué pasa en Colombia? Los colegios católicos, por ejemplo, dicen que continuarán enseñando la teoría de Darwin, pero dejando en claro que Dios fue primero y que el evolucionismo es una teoría en perfeccionamiento.

“Se enseña que hay una inteligencia que mueve todo. ¿Cómo se explica la armonía de la naturaleza y un ser humano tan perfectos?”, dice la hermana Blanca Castro, directora de Conaced (confederación que reúne a 2.000 instituciones católicas).

“Las dos teorías se deben enseñar, sin contradicciones –agrega monseñor Fabián Marulanda, secretario General del Episcopado–. Él (Dios) es el principio de donde viene todo. ¿Que cómo evolucionó el mundo? Ya eso tiene muchas posibilidades”.

Mientras algunos docentes prefieren no hablar del debate y alejarse de la controversia, otros educadores son radicales y creen que la idea del ser supremo no debe estar en un establecimiento educativo, aunque comparten que ninguna de las dos debe ser enseñanda como la verdad revelada.

Y separarlas les resulta difícil porque los niños traen una formación religiosa desde su casa, por eso, es imposible evitar que en clase pregunten sobre la verdad de la creación en una semana.

“Siempre se busca responder con argumentos científicos –cuenta Sandra Acero, licenciada en biología– pero en situaciones en las cuales la ciencia no ha dado respuesta, teorías como la existencia de un ser supremo sirven para no dejar vacíos, y permitir que los niños hagan su interpretación”.

Los docentes aceptan que en el tema influye su posición ideológica y la filosofía del colegio. Sin embargo, existen normas en la Constitución y en los estándares del Ministerio que no contemplan la enseñanza del creacionismo.

OTRAS FUENTES: EUGENIO ANDRADE, PROFESOR TITULAR BIOLOGÍA MOLECULAR TEÓRICA Y EVOLUTIVA DE LA UNAL; EMILIO YUNIS, CIENTÍFICO; PASTOR HÉCTOR PARDO, DEL CONSEJO EVANGÉLICO DE COLOMBIA (CEDECOL), EL OBISPO FRANCISCO DUQUE, REPRESENTANTE DE LOS ANGLICANOS EN EL PAÍS Y JUNY MONTOYA, DE LA MAESTRÍA DE EDUCACIÓN DE LA U. DE LOS ANDES .

FECHAS CLAVE DE LA DISCUSIÓN ENTRE CREACIONISTAS Y EVOLUCIONISTAS 1859. Darwin publica el ‘Origen de las especies’, libro de impacto en el mundo científico. Fueron necesarias seis ediciones.

1860. Samuel Wilberforce (obispo de Oxford) dice que los humanos fueron creados directamente por Dios y ataca a Darwin por decir que somos superiores a los simios por acción de la selección natural.

1922. William Jennings Bryan (político de E.U.) lanza una cruzada contra el darwinismo. No acepta que todas las razas humanas procedan de un ancestro común.

1925. En E.U. el profesor John Scopes es enjuiciado por enseñar el evolucionismo. Se le llamó ‘El Juicio del Mono’, que inspiró la película ‘Heredarás el Viento’.

1961. Henry Morris y John Whitcomb publican ‘El diluvio del Génesis’, a favor de una interpretación literal de la Biblia.

1980. ‘El diluvio del Génesis’ se traduce a 12 idiomas. La teoría del creacionismo se vuelve un fenómeno internacional.

2005. Enseñar el creacionismo en Pensilvania es inconstitucional.

.

ABECÉ DEL EVOLUCIONISMO Aunque Jean Bapstist es el precursor más conocido del evolucionismo (1744-1829), quien habló de los cambios progresivos de las especies, pero fue Charles Darwin (1809-1882) el primero en plantear que todas las formas de vida proceden de un ancestro común y propuso el mecanismo de selección natural, en el cual el más fuerte sobrevive y el débil muere.

Para Darwin , esos cambios evolutivos se debían a una “ley que ignoramos”, pero, a principios del siglo XX, con el desarrollo de la genética, se interpretó que esos cambios eran por azar.

La teoría del científico británico es la más fuerte de la biología e inspiró modelos en otras áreas.

La asociación entre la genética y el darwinismo se convirtió en el pilar más sólido de las ciencias de la vida, y su enseñanza se incorporó a los programas de estudios de colegios y universidades.

ABECÉ DEL CREACIONISMO Para los creacionistas el Universo se comporta de acuerdo con leyes eternas e imposibles de cambiar, que fueron dadas por un ser supremo, como Dios.

Estas leyes son deterministas y no dan lugar a situaciones como el azar (contemplado en la teoría de la evolución). El universo, como lo vemos hoy, debe su organización y complejidad a un acto único de creación que tuvo lugar en un pasado más o menos distante.

Los seres vivos fueron creados directamente por Dios, de modo que se ajustan perfectamente a su medio ambiente.

El ser humano es el producto especial de la creación, por eso tienen un estatus especial que lo hace diferente del resto de los seres vivos.

.

EL RELIGIOSO Pastor Héctor Pardo, evangélico.

La teoría de Darwin no se puede mostrar como un hecho científico. Eso sería una mentira”.

.

EL EDUCADOR Juny Montoya, experta educación.

Me parece peligroso disfrazar como ciencia lo que no es ciencia, sino una creencia religiosa”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.