‘Todo el pueblo quedó destrozado’

‘Todo el pueblo quedó destrozado’

Casi destruido quedó el corregimiento de Montebonito, en Marulanda (Caldas), tras un ataque del frente 47 de las Farc durante la madrugada de este sábado.

05 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Un reporte oficial informa que cuatro personas resultaron muertas: dos civiles, un policía y un guerrillero. Otras nueve quedaron heridas.

Al mediodía de ayer, las autoridades evacuaban de urgencia a una anciana y a tres uniformados a Manizales y al hospital San Vicente de Paúl, en Fresno (Tolima), para ser atendidos. Además, a una niña de 5 años con graves heridas en el rostro y en los brazos.

Los otros cinco heridos permanecían en el pueblo, de acuerdo con informaciones de personal de primeros auxilios que llegó a la zona. La Policía tenía el paso restringido por la posible presencia de minas antipersona.

De acuerdo con el comandante del Batallón Ayacucho, con sede en Manizales, coronel Pedro Restrepo, el ataque comenzó a la 1:30 de la madrugada y se extendió durante cuatro horas.

En ese tiempo, los guerrilleros lanzaron pipetas de gas propano, lo que hizo que por lo menos siete viviendas quedaran reducidas a cenizas. Sin embargo, versiones extraoficiales aseguran que las casas destruidas son muchas más.

“Todo el pueblo quedó destrozado”, le dijo Elver Riaño a este diario, el conductor de la ambulancia que entró hasta el corregimiento a recoger a la anciana y a la niña heridas.

Según el coronel Restrepo, gracias al apoyo aéreo en la madrugada fue posible sacar a los subversivos de la zona y retomar el control de la población antes del amanecer.

Pobladores que salieron del caserío ayer en la madrugada hacia el sector de Mesones, en la vía Manizales-Fresno, se mostraron muy conmocionados con los hechos.

Quemaron vehículos Cerca a este lugar, los mismos guerrilleros quemaron dos vehículos a las 11:30 de la noche del viernes.

Sobre la carretera quedaron totalmente consumidos por las llamas una camioneta de placas UFB 615, contratista de la empresa Bimbo, y un bus de placas WAE 705, de la empresa Arauca que transportaba a 16 pasajeros que viajaban de Manizales hacia Bogotá.

Con el de ayer se completaron tres ataques de la guerrilla en el oriente de Caldas en la última semana: primero fue la explosión de varios petardos en un puente sobre el río Manso, en el corregimiento San Diego de Samaná, así como la quema de dos camiones.

El jueves pasado también fue hostigado el corregimiento de Arboleda, de Pensilvania, hechos en los cuales resultó herido un policía.

El subcomandante de la Policía de Caldas, Jorge Elías Salazar, aseguró que los ocho uniformados que estaban en el puesto de vigilancia resistieron el ataque y desmintió versiones según las cuales algunos de ellos habían sido llevados por los subversivos.

Ayer el ministro de Defensa, Camilo Ospina, presidió en Mariquita (Tolima) un consejo de seguridad con siete alcaldes del oriente de Caldas, en el cual se tomaron medidas para prevenir ataques de la insurgencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.