Pescado: buena 'subienda' pero de mojarra

Pescado: buena 'subienda' pero de mojarra

La alta temporada para el consumo de pescado se inició en Colombia con escasez de peces de río. Eso significa que, a partir de hoy y durante los próximos seis viernes, la mayor parte de la demanda por la cuaresma será atendida con peces de estanque o de mar. (VER GRÁFICO - PRECIOS DEL PESCADO EN CORABASTOS)

03 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

La razón, la contaminación del Magdalena y la captura de tallas por debajo de lo permitido, han ocasionado la extinción de la mayoría de las especies, las cuales están siendo reemplazadas con variedades producidas en estanques (mojarra roja) o peces importados.

Lo anterior significa que este año no habrá bocachico ni bagre nacional en todos los platos que lo deseen. Quien quiera consumirlo tendrá que pagarlo más caro y olvidarse del sabor criollo. En otras palabras, si no fuera por la acuicultura de estanque, Colombia estaría a punto de quedar 'viuda de pescado'. En la actualidad, la acuicultura de zoocría representa un poco más de la tercera parte del consumo nacional.

La escasez de pescado de río ha generado un incremento de la demanda de especies de menor precio, tales como la mojarra roja y algunas variedades de mar.

Según los comercializadores de peces, la mojarra se ha convertido en la estrella de la piscicultura colombiana, no solamente por los niveles de producción, cerca de 30.000 toneladas el año pasado, sino porque el precio es accequible a la mayoría de los consumidores. Una libra de mojarra vale entre 2.500 y 3.000 pesos, dependiendo del tamaño, es decir, el mismo precio de hace dos años.

Adicionalmente, esta especie, que en la zoocría se conoce como tilapia, es considerada una de las más atractivas por los consumidores, no solamente por el sabor sino porque su color rojo la asemeja a otras especies de gran aceptación en el mercado, pero más costosas, como el pargo rojo o el róbalo, cuyos precios oscilan entre 7.000 y 8.000 pesos la libra.

El boom de la mojarra roja también obecede a sus condiciones de producción.

Esta especie es criada en estanques, especialmente de los departamentos del Huila y Meta, lo que ha contribuido a disminuir la presión sobre la pesca indiscriminada en los ríos.

Propietarios de restaurantes en Bogotá, aseguran que una de las ventajas de la mojarra roja es que se consigue en tamaños específicos, pues el productor tiene la posibilidad de clasificarlas de acuerdo con el gusto y la capacidad de compra del consumidor.

Por su parte, los peces de mar también tienen buena demanda, debido al bajo precio.

Picuda, sierra, mero, lisa y lenguado, son los preferidos por los consumidores. Por ejemplo, una libra de picuda vale 2.000 pesos, la de merito 3.500 y la de sierra 3.000 pesos.

Pero el mar no solamente produce los peces más baratos del mercado. En su inmensidad también alberga a los más caros. Un kilo de salmón cuesta 24.000 pesos y un filete de róbalo 18.000. También hay langostinos desde 40.000 pesos el kilo. Es más, muchas otras especies de mar no se comercializan en Colombia debido a los altos precios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.