Amenazados de muerte por pedir que se frene la prostitución en su barrio

Amenazados de muerte por pedir que se frene la prostitución en su barrio

El pasado 21 de febrero, Mauricio Bayona Correa y Alfonso Rincón Arenas, dos reconocidos líderes cívicos del populoso sector del 7 de Agosto, recogieron dos cartas similares abandonadas en las puertas de sus casas.

03 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

“Hemos sabido por informes de la comunidad que usted se encuentra vinculado activamente al proceso de reglamentación de la UPZ Los Alcázares”, dice la comunicación.

Y continúa: “Ya que este proceso exige la expulsión de las trabajadoras sexuales y otros comerciantes del sector, le informamos que el Bloque Capital (de las Autodefensas), en su empeño de defender a la comunidad trabajadora y a los habitantes del sector de la presencia de intereses de tendencia populista, tanto usted como las demás personas involucradas en su grupo han sido declaradas objetivo militar y tiene plazo de ocho días para abandonar la localidad”.

En los últimos días, Bayona y Rincón denunciaron la amenaza ante la Fiscalía General de la Nación, la Defensoría del Pueblo, y la Policía Metropolitana.

Y hoy reclaman protección a raíz de estas amenazas que, según ellos, “pretenden callarnos para no seguir en nuestra lucha”. Incluso, Bayona está analizando la posibilidad de salir del país.

Y es que desde hace dos años, Bayona, presidente del Consejo Local de Planeación, y Rincón, presidente de la Junta de Acción Comunal del 7 de Agosto, lideran un movimiento ciudadano en contra de los prostíbulos que funcionan en una amplia zona residencia de Barrios Unidos.

Pero más concretamente en la llamada Unidad de Planeación Zonal (UPZ) Alcázares, conformada por 19 barrios, donde viven unas 72 mil personas, rodadas de 165 casas de lenocinio y residencias.

En los últimos meses, ellos han venido adelantando gestiones ante Planeación Distrital, ya que esa entidad está a punto de reglamentar el uso del suelo en esa UPZ.

Ellos piden que allí se prohiba la presencia de negocios de alto impacto, pues afirman que en el sector predomina la vivienda y el comercio. “Burlando la ley, allí se han abierto todos esos prostíbulos, pero ahora no queremos que Planeación reglamente un uso de suelo distinto y les dé vía libre a esos negocios”, dicen los líderes amenazados.

‘La mafia de la prostitución’ Tras conocer las cartas, investigadores de organismos de seguridad señalaron que detrás de ellas “está la mafia de la prostitución que ve amenazados sus intereses y a nombre de los paramilitares trata de presionar a estos dos líderes ”. Incluso ya están tras la pista de los autores.

El secretario de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Andrés Restrepo, repudió las amenazas. “Aquí lo que notamos que los intereses particulares quieres imponerse a la fuerza a los intereses colectivos”.

OFICINAS DE COBRO DE LOS 'PARAS' UN GRAN DOLOR DE CABEZA PARA BOGOTÁ Aunque las primeras hipótesis de la Policía no apuntan en este sentido, las ‘oficinas de cobro’, o de extorsión, de los paramilitares tienen un amplio historial en el sector del 7 de agosto y en otros puntos de la ciudad.

Diciembre 2 de 2004: El Gaula de la Policía logra la captura de uno de los primeros jefes paramilitares que instaló las oficinas de cobro en Bogotá: Jairo Alfonso Correa García, alias ‘Gelatin’ , miembro del bloque Capital y jefe de las ‘oficinas de cobro’ en Sanandresito de la calle 38 y San José.

Este hombre también está sindicado de participar en el asesinato en Chía de Carlos Javier Sabogal Mojica y Nubia Sánchez, ex gobernador del Meta y diputada ese mismo departamento.

Julio del 2005: Una arremetida de la Policía Metropolitana, dejó la captura de 16 integrantes de las autodefensas de los bloques Meta y Capital, que mantenían una red de extorsión a comerciantes del 7 de Agosto, Corabastos y los Sanandresitos.

Septiembre 1 de 2005: Varias ONG realizaron una marcha en la localidad de Ciudad Bolívar para rechazar la penetración de los paramilitares en la ciudad con sus oficinas de cobro y reclutamiento. La Policía señaló adicionalmente a las ‘oficinas de cobro’, los paramilitares tenían un creciente control en las redes de prostitución de la ciudad.

Septiembre 5 del 2005: La aparición de cuatros cadáveres (tres hombres y una mujer), llevó nuevamente a las autoridades a determinar que la guerra por las oficinas de cobro seguía vigente. Y en este caso concreto, por las extorsiones a comerciantes en el sector del 7 de Agosto .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.