Buzón

Buzón

02 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

* ESTABILIDAD JURÍDICA Y TLC .

Recientemente el Gobierno nacional firmó un excelente acuerdo de ‘Estabilidad Jurídica’ con la multinacional Alpina, extraordinaria compañía colombiana con intereses en varios países de la región, que ha demostrado eficiencia y pulcritud en su desarrollo empresarial, habiendo generado cientos de empleos, rentabilidad para sus accionistas y aportes tributarios para la nación y los entes departamentales: ¡Alpina invierte y el Gobierno no cambia las reglas del juego por diez años! Ahora bien, como es factible que los empresarios colombianos debamos conciliar ‘Estabilidad Jurídica’ de manera independiente con el Gobierno, cuando por el contrario, esta estabilidad debería ser de carácter nacional y de ninguna forma de carácter individual. No por ello estoy criticando a la compañía Alpina, por el contrario, creo que con el acuerdo firmado se abre una importantísima oportunidad para todos y cada uno de los empresarios colombianos que hemos creído en el país, pero que sin embargo nos sentimos temerosos de invertir ante la famosa ‘Inestabilidad Jurídica’ de la que tanto hemos adolecido. Cada vez que el Gobierno asoma en el congreso proponiendo una reforma tributaria, o los intereses privados motivan una ley que se sanciona a pupitrazo limpio protegiendo a solo unos cuantos, los que no nos hemos enterado a tiempo del decreto Ley que será aprobado, ni mucho menos de cómo será reglamentado, temblamos temerosos de que la medida afecte de manera contundente el curso de nuestras empresas, como ha sucedido desde hace décadas.

Del TLC faltan, por supuesto, la redacción del documento por parte de Colombia y E.U., la discusión en los respectivos congresos y obviamente la reglamentación exacta de cómo deberá operar el acuerdo de libre comercio.

Pero el acuerdo es en vía doble, Colombia importa y exporta y E.U.

igualmente. Por tanto el temor que nos asalta a empresarios colombianos es precisamente el de cómo quedará reglamentado el funcionamiento operativo del tratado a nivel de requisitos ante los ministerios respectivos y lo que es peor aún ante los organismos de aduana y reglas de juego de los entes territoriales.

Julio Eduardo Rueda

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.