CAMBIO RADICAL EN ARGENTINA

CAMBIO RADICAL EN ARGENTINA

El nuevo presidente del partido Unión Cívica Radical (UCR) de oposición, Mario Losada, asumió ayer formalmente el cargo, enfrentado a una complicada situación interna, derivada de las distintas posiciones asumidas ante los programas económicos del presidente peronista Carlos Menem. Recientes reveses electorales del radicalismo han contribuido a aumentar la desorientación de los líderes y militantes del centenario partido, de orientación centrista. Losada, de 53 años, senador nacional por la provincia de Misiones, fue elegido por los 93 miembros del Comité Nacional de la UCR, como titular de ese organismo. Remplaza al ex presidente Raúl Alfonsín, jefe indiscutido del radicalismo desde comienzos de la década anterior, que resolvió no presentarse a la reelección.

19 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Losada superó en votos al ex ministro de defensa José Horacio Jaunarena. Ambos pertenecen al sector mayoritario alfonsinista de la UCR.

Alfonsín decidió dar un paso al costado , pese a que tenía apoyo suficiente para un nuevo período de cuatro años como titular del radicalismo, después que su partido sufrió varios contrastes en la serie de elecciones legislativas y provinciales que se realizaron desde agosto.

La mayor dificultad que enfrentará Losada deriva de los divergentes enfoques de los sectores internos del partido ante el gobierno de Menem. Todos los grupos internos critican lo que califican de actitudes autoritarias del mandatario, en particular su tendencia a recurrir a los decretos, cuando sus proyectos de leyes encuentran dificultades en el Congreso.

También coinciden en censurar la falta de esclarecimiento de varias denuncias sobre corrupción administrativa e incluso acusaciones de narcotráfico, que involucran a funcionarios y a familiares de Menem.

Pero mientras Alfonsín y sus amigos, que se definen como socialdemócratas , acusan a Menem de insensibilidad social y de aplicar fórmulas de un capitalismo salvaje , los grupos moderados y más conservadores de la UCR reconocen la necesidad de esas medidas de estabilización del gobierno, aunque critican algunos de sus métodos.

Menem ha emprendido un enérgico programa antiinflacionario y de reducción del abultado déficit fiscal. Para ello está privatizando numerosas empresas estatales, dispuso la casi total desregulación de la economía y está impulsando la reforma de leyes laborales, defendidas por el movimiento sindical pero criticadas por los empresarios.

Los observadores coinciden en que Losada deberá conducir su partido mediante el acuerdo con las distintas tendencias, ya que carece del carisma personal o de la fuerte personalidad de Alfonsín. Esto hará difícil para la UCR asumir una actitud definidamente opositora ante Menem, como reclaman los alfonsinistas .

Entre tanto, el gobernador de Córdoba, Eduardo Angeloz, jefe de la corriente más moderada, reiteró ayer su intención de postularse nuevamente como candidato de su partido en 1995. Angeloz es muy resistido por los alfonsinistas y por el grupo más izquierdista de la UCR. Angeloz fue derrotado por Menem en 1989.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.