FONDO DE AYUDA A LAS VÍCTIMAS DE APERTURA

FONDO DE AYUDA A LAS VÍCTIMAS DE APERTURA

El Gobierno decidió salirles al paso a los costos sociales del programa de apertura económica: creará un fondo de emergencia social orientado a reducir el impacto del desempleo que se prevé aumentará desde el año entrante. La elaboración de la iniciativa es coordinada por el Departamento Nacional de Planeación y en ella participan organismos como el Ministerio de Trabajo y el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena).

19 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

El programa de asistencia sociolaboral que proyecta establecer el Gobierno también contempla la reubicación de trabajadores a través del adiestramiento en nuevos campos de acción.

El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) ya aprobó la garantía de la Nación para la obtención, con el Banco Mundial, del crédito por cinco millones de dólares.

Planeación considera que la apertura y modernización generarán dificultades en el mercado de trabajo, pero en el corto plazo, pues más adelante las industrias competitivas y exportadores, que son intensivas en empleo, aportarán soluciones a la mano de obra. Gobierno alista Fondo de Emergencia Social Un Fondo de Emergencia Social orientado a reducir el impacto del desempleo que provocará en el mediano plazo la apertura económica, se propone crear el Gobierno a través de un proyecto de ley que será presentado al Congreso de la República.

La elaboración de la iniciativa es coordinada por el Departamento Nacional de Planeación y en la elaboración de la propuesta participan organismos como el Ministerio de Trabajo y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

El Fondo contará en un principio con recursos por cinco millones de dólares, unos 3.425 millones de pesos al cambio actual, que servirán para capacitar al personal que quede vacante y financiar pequeños proyectos de inversión.

El programa de asistencia socio- laboral que proyecta establecer el Gobierno también contempla la reubicación de trabajadores a través del adiestramiento en nuevos campos de acción.

Previamente, el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) aprobó la garantía de la Nación para la obtención con el Banco Mundial del crédito por cinco millones de dólares.

Aún no existen estimativos del número de personas que resultarán afectados por la apertura, pero según el DNP ese es un hecho inevitable porque muchas empresas no están en capacidad de competir eficientemente .

Planeación considera que la apertura y modernización generará dificultades en el mercado del trabajo pero en el corto plazo, pues más adelante las industrias competitivas yexportadores, que son intensivas en empleo, aportarán alternativas a la mano de obra.

Son diversas las razones que se argumentan para que en el nuevo esquema económico de reconversión y competencia surja un aumento en la tasa de desocupación, que actualmente está en 9.9 por ciento. El Gobieron parte de los siguientes presupuestos.

- Algunos sectores sin muchas ventajas comparativas probablemente expulsarán empleados.

- Los aumentos generales de productividad que se esperan con la modernización representarán una menor absorción relativa de empleo.

- La recomposición industrial induce cambios en la composición del empleo, por calificación, oficio y salarios. Aunque estos cambios dependerán en gran medida de las dinámicas sectoriales, de todas formas se requerirá de mayores y más especializadas calificaciones para la mano de obra .

Dentro de la estrategia jugarán um papel importante dos tipos de servicios: aquellos propios de la función básica de intermediación en el mercado de trabajo y los relativos a los procesos complementarios para gestión de empleo.

En el primer caso se busca mejorar la correspondencia entre oferta y demanda. Los demandantes de puestos se inscriben reseñando sus características ocupacionales y las empresas registran los perfiles del personal requerido.

En el segundo caso juega más la capacitación a través de cursos de complementación y habilitación para aumentar su eficiencia. Y también se anima al trabajador a generar su propio empleo, bien sea independiente o asociado.

Con el programa se contratarán profesionales para realizar estudios de factibilidad con el fin de crear semilleros de empresas, y la identificación de los sectores económicos más dinámicos en el marco de la apertura .

Estudios iniciales indican que en breve tiempo se realizarán 80 talleres para capacitar 2.000 empresarios potenciales.

Teniendo en cuenta que habrá movimientos significativos en el tipo de empleo se proyecta reforzar y actualizar las destrezas adquiridas por el trabajador impartiendo conocimientos técnicos más avanzados. Esa parte, que se conoce como recalificación, reciclaje o readaptación, demandará recursos por 3.3 millones de dólares.

El programa de las microempresas contempla recursos por 35.5 millones de dólares para los próximos tres años. Se busca, entre los muchos objetivos, generar nuevos empleos, tecnificar las pequeñas empresas y lanzar su producción a los mercados internacionales.

La contratación de estos recursos también fueron autorizados por el Conpes con el Banco Interamericano de Desarrollo. El BID otorgará 25 millones de dólares, según el plan, y 10 millones procederán de contrapartidas nacionales.

El jefe del DNP, Armando Montenegro Tujillo, dijo que la pequeña y mediana industria es más ágil de lo que se cree y tiene gran capacidad de competencia en la economía nacional .

Este plan beneficiará a unos 35.000 usuarios y generará unos 175.000 empleos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.