La magistrada que dejó al TLC con un tema pendiente

La magistrada que dejó al TLC con un tema pendiente

La firma del TLC con Estados Unidos, que le costó más de una trasnochada al gobierno de Álvaro Uribe, tiene aún un asunto pendiente de resolver en los estrados judiciales por cuenta de una magistrada que huye de las cámaras de la prensa y tiene fama, entre algunos de sus subalternos, de ser toda una dama de hierro.

01 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

El nombre de Beatriz Martínez Quintero, magistrada del Tribunal de Cundinamarca, empezó a sonar por todos lados hace dos meses cuando admitió una acción popular para frenar la firma de un TLC “que afecte los intereses de los colombianos”.

El Gobierno, sorprendido, le presentó un recurso para echar atrás la decisión. Pero ella se ratificó hace menos de dos semanas, justo cuando se realizaba la ronda final en Washington, y pidió no firmar cinco puntos, entre ellos los relacionados con temas farmacéuticos y agrícolas.

En ninguno de esos pronunciamientos, Martínez mostró su rostro ante la prensa. “Ella no concede entrevistas –dijo uno de sus asistentes– ni recibe a periodistas”.

Y esa directriz la ha cumplido, hasta ahora, con una férrea disciplina, parecida solo a su capacidad de sacrificio por su cargo. En sus evaluaciones ante el Consejo de la Judicatura ha obtenido los más altos puntajes. Por ejemplo, en los exámenes realizados en el 2004 respondió acertadamente 96 de las 100 preguntas que le hicieron, y en el 2002 consiguió 95 sobre 100 puntos.

“Es muy inteligente. Es honesta, transparente y ética en su cargo”, señaló Ernesto Rey Cantor, ex magistrado de ese tribunal.

Otro de los fallos de su gestión en el tribunal fue el que ordenó suspender una autorización del ICA para importar y sembrar algodón transgénico.

Además, participó en la sala que avaló una acción popular para salvar al río Bogotá.

Martínez, nacida en Zipaquirá y madre de dos hijos, también tiene una imagen de mujer recia entre sus subalternos. EL TIEMPO consultó a algunos funcionarios del Tribunal sobre su carácter, pero la mayoría evadió la respuesta. “No, ella es muy estricta y yo prefiero evitar inconvenientes”, dijo uno de ellos.

Delegados de la Procuraduría que la conocen, la consideran de posiciones muy controversiales, polémicas y vehementes. Precisamente sobre este tema, EL TIEMPO quería hablar con ella y la respuesta de su despacho fue la misma: “Ya le dije, la doctora no atiende a los periodistas”.

HOJA DE VIDA DE UNA ABOGADA CON 30 AÑOS DE TRAYECTORIA Beatriz Martínez rechazó las peticiones de este diario para dejarse tomar fotos. Esta imagen era de cuando ella estudiaba derecho.

La magistrada obtuvo su título de abogada de la facultad de Derecho de la Universidad Externado en 1976. Luego de su graduación se vinculó al Ministerio de Hacienda donde aprendió el manejo de temas tributarios y se especializó en esa área.

Tras salir de allí, litigó por ocho años y en 1990 fue elegida magistrada del Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Ha dictado clases de derecho administrativo en la Universidad Santo Tomás y de derecho ambiental en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

¿Qué le espera al tratado en el Consejo de Estado? La próxima semana el Tribunal de Cundinamarca enviará al Consejo de Estado la acción popular que le prohibió al Gobierno suscribir cinco puntos del TLC.

El Consejo analizará una apelación del Gobierno para levantar la medida cautelar, impuesta por el tribunal. Aunque el tratado ya se firmó, aún hay dudas sobre el impacto que podría tener la acción popular sobre el TLC si es avalada por los consejeros.

Una vez llegue al Consejo, este tiene cinco días hábiles para decidir si mantiene o revoca la decisión. El problema es que debido a la alta congestión de procesos, es poco probable conocer una decisión en una semana.

Algunos juristas han señalado que la acción popular es improcedente porque la justicia no puede intervenir en las facultades que tiene el Presidente para firmar tratados internacionales. En todo caso, será el Consejo de Estado el que defina si hubo o no una especie de desacato del Ejecutivo al firmar el TLC.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.