SANDINISTAS ACEPTAN DIÁLOGO NACIONAL

SANDINISTAS ACEPTAN DIÁLOGO NACIONAL

El opositor Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) manifestó su disposición a participar en un gran diálogo nacional, por invitación del Gobierno, para intentar alcanzar la estabilidad nacional. La exhortación al diálogo fue planteada la semana pasada por el gobierno de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro durante una reunión con la coalición gubernamental UNO, a raíz de violentos incidentes en todo el país. Por lo menos una alcaldía y dos emisoras fueron incendiadas durante los incidentes del 9 de noviembre por simpatizantes sandinistas, que protestaban contra la destrucción de la tumba de su héroe, Carlos Fonseca.

19 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

La Asamblea Sandinista, integrada por 120 miembros, dice en un comunicado luego de sesionar sábado y domingo que el FSLN está dispuesto a participar en un diálogo nacional tripartito con el gobierno y los partidos de la UNO con el fin de buscar, de manera seria y responsable, respuestas concretas a la grave crisis por la que atraviesa Nicaragua.

Sin embargo, el FSLN entiende la estabilidad nacional solo a partir del respeto a los derechos fundamentales de los sectores populares... Y luchará de manera decidida porque estos derechos no sean vulnerados .

El comunicado ofrece combatir los extremos de las políticas de ajuste económico del gobierno de Chamorro que, asegura, tiende a crear más miseria, encarecimiento de la vida, desempleo y el desmantelamiento de los servicios sociales, especialmente los hospitalarios . El FSLN insiste en que luchará contra toda forma de restauración del somocismo, en sus expresiones, económicas, políticas y sociales .

Chamorro dijo el pasado martes que acusar a su gobierno de retornar al somocismo es una excusa para atizar el fuego y una ofensa a la inteligencia .

Un grupo de liberales, encabezados por el alcalde de Managua Arnoldo Alemán, promueve el desafuero de Ortega de la Asamblea por presunta incitación a la violencia .

El FSLN denuncia el desalojo violento de cooperativas y campesinos beneficiarios de la reforma agraria y la pretensión de sectores conservadores de la UNO en la Asamblea de aprobar una ley que, según Ortega, amenaza los intereses sandinistas.

La Presidenta vetó recientente una ley de propiedad aprobada por la Asamblea que trata de recuperar para el Estado cuantiosos bienes que quedaron en manos de sandinistas y campesinos pobres durante el período de transición de gobierno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.