HOMICIDIO EN LA CIRCUNVALAR

HOMICIDIO EN LA CIRCUNVALAR

Los asesinos dispararon inmisericordemente. Con sevicia. Once impactos segaron la vida de Jáiden Aaron Maestre, 27 años, y ocho ocasionaron el deceso de Eustasio Linares Correa, de 27 años, oriundo de Valledupar. Los sobrevivientes dos hombres, uno indocumentado tenían impactos en el estómago, el tórax y las piernas.

18 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

El cruento hecho ocurrió ayer, a las 4:30 de la madrugada, en Bogotá. El escenario fue la Avenida Circunvalar, a la altura de la calle 40, sobre el Parque Nacional.

Las informaciones en poder de las autoridades son aún fragmentarias. Jáiden Aaron Maestre, oriundo de Valledupar, se había graduado como administrador de empresas y, según la versión de un familiar, hasta hace dos meses trabajó al servicio de la Contraloría General de la República.

Linares Correa, oriundo de Chiriguaná (César), era cabo segundo (retirado) del Ejército, dijo un oficial de la Dijin. Una de las dos víctimas estudiaba mercadotecnia, pero la Policía se abstuvo de hacer precisiones.

Los heridos son Ulises Correa Rivera, de 29 años, natural de Valledupar, administrador agropecuario, y un indocumentao cuya identidad se mantiene en reserva.

Las autoridades indagaban sobre las razones del ataque, pero se desconocía el resultado de las averiguaciones.

Luis José Aaron Maestre, hermano de una de las víctima, dijo ayer a las autoridades que todo lo que sé es que mi hermano iba a tomarse unos tragos... .

Jáiden vino el sábado en la noche , precisó Luis José Aaron. El quería que yo lo acompañara, pero yo iba a hacer deporte esa mañana y rehúse la invitación .

Sólo un testigo afirma haber observado cómo los cuatro hombres fueron obligados a descender de una camioneta y luego baelados.

Los testigos restantes incluidos los agentes de turno en el CAI 161, cercano al lugar simplemente escucharon los disparos y se encontraron posteriormente con la escena.

Dos hombres estaban tirados en el piso... muertos. Otro muchaho (Ulises Linares Rivera), mal herido, se retorcía en el piso . La Policía lo trasladó al Hospital Militar.

El cuarto hombre cuya identidad es objeto de reserva y quien se encontraba fuera de peligro y bajo protección policial llegó por sus propios medios hasta el Hospital San Ignacio, situado a escasos metros del lugar de los hechos.

Las autoridades dervirtuaron informaciones en el sentido de que las víctimas integrarían comandos Goes o Unase de la Policía Nacional. Son civiles , dijo un oficial de Policía a EL TIEMPO.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.