HONECKER, ENTRE GORBACHOV Y YELTSIN

HONECKER, ENTRE GORBACHOV Y YELTSIN

La revista Stern informó ayer que el presidente soviético, Mijail Gorbachov, dijo enfáticamente que Erich Honecker no podía ser devuelto a Alemania, oponiéndose al deseo del presidente ruso, Boris Yeltsin, de conceder la extradición del ex dictador comunista alemán. El gobierno de Rusia tomó la decisión de expulsar de su territorio al ex dirigente de Alamania oriental, según declaró ayer el ministro de Justicia de la Federación Rusa, Nikolay Fiodorov.

18 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

La decisión fue aprobada el sábado por la noche durante la primera reunión del nuevo Ejecutivo ruso, encabezado por Yeltsin, y responde a la solicitud del embajador de Alemania, formulada al Ministerio de Justicia ruso.

La de ayer fue la primera vez que Gorbachov rechazó públicamente la demanda formulada hace ocho meses de devolución del líder alemán para procesarlo.

Gorbachov dijo que el encausamiento de un ferviente antifascista que pasó una década en una cárcel nazi equivaldría a un revanchismo alemán .

Para Gorbachov, el caso de Honecker es, sobre todo, una cuestión humanitaria , según Stern.

Una fuente gubernamental alemana anticipó que, a pesar de la posición de Gorbachov, continuaremos tratando de que Honecker sea devuelto .

Honecker es buscado en Alemania por homicidio, acusado de haber dado a los guardias fronterizos alemanes orientales la orden de tirar a matar a los que intentaban fugarse del país. Unos 200 alemanes orientales fueron muertos mientras trataban de huir al Oeste.

En marzo pasado, Honecker fue sacado subrepticiamente de un hospital del Ejército Rojo en Berlín y llevado a Moscú. Los asesores de Gorbachov dijeron que la acción fue planeada por los militares y no por el líder soviético.

Mientras tanto, el gobierno de Yeltsin sostuvo que Honecker tenía que ser expulsado de Rusia. Pero parece posible que Gorbachov le halle sitio en otra república soviética.

Yeltsin dijo ayer, en una entrevista por la radio alemana, que si fuera por él llevaría personalmente a Honecker a Bonn el jueves, día en que debe visitar la capital para entrevistarse con el canciller Helmut Kohl.

Yeltsin se refirió sarcásticamente al aprecio alemán por Gorbachov, cuyas reformas posibilitaron la reunificación alemana. Alemania, los alemanes y el señor Kohl deben dirigirse a Gorbachov, que es tan popular entre ellos, para recuperar a Honecker , dijo Yeltsin.

El líder ruso había calificado el traslado subrepticio de Honecker como un acto ilegal.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.