DEBACLE DE LA SELECCIÓN JUVENIL

DEBACLE DE LA SELECCIÓN JUVENIL

La tarea más sencilla para el periodista sería la de descabezar de entrada a la Selección Juvenil de Colombia. Decir, por ejemplo, que el balompié nacional sufrió la más espantosa humillación de los últimos tiempos. O que con semejante equipo que tenemos el último puesto del grupo está super asegurado para el conjunto que dirige Juan José Peláez.

03 de febrero 1991 , 12:00 a.m.

Igualmente, que si ante Bolivia fue goleada, qué se puede esperar ante Chile, Argentina y Brasil? Pero hay que tomar esta pésima y sorpresiva derrota, 3 por 0 contra el cuadro boliviano, con un poco de mesura. Es cierto, la presentación fue desastroza. Una auténtica vergenza, de acuerdo con los antecedentes más frescos.

Es más, en seis enfrentamientos previos a este nivel, los bolivianos apenas habían logrado un empate contra cinco reveses. Pero esta tarde, ante la mirada absorta de propios y extraños, los papeles se cambiaron por completo. El grande fue Bolivia y el chico, Colombia.

Y Bolivia fue grande por dos aspectos fundamentales. Uno, que encaró el lance con humildad, y dos, que el tempranero cambio de un volante, Serrano, por un delantero, Jaime Moreno, surtió grandes efectos y fue el factor de desequilibrio.

Y Colombia fue chico porque en ninguna de sus líneas mostró acoplamiento, en especial en el cuarteto posterior, en el que los dos zagueros centrales, Román y Barrero, fueron un desastre.

En la mitad, Atehortúa se batió como un león para recupearar el balón, pero finalmente cuando lo entregó no halló ni en Lozano ni en Pacheco, y mucho menos Aristizábal, el hombre capaz de fabricar una buena acción.

Y adelante, Zambrano estuvo a millones de kilómetros de su nivel, mientras que Valenciano se excedió en las maniobras individuales y por eso se perdieron dos o tres buenas ocasiones cuando la pizarra aún estaba en blanco.

Para la segunda etapa, con el ingreso de Ramírez en vez de Lozano, el equipo colombiano se acomodó más al siemtema y alcanzó a vislumbrar la clara posibilidad de empatar, pero se volvió a fallar en el remate definitivo.

Mientras tanto, bolivia, con un fútbol práctico, sencillo, llevado de la mano de Moreno, volvió a desnudar las inmensas grietas de la defensa de Colombia y terminó como dueño absoluto de la acción y la intención.

Fracasó estruendosamente la Juvenil nacional en su debut ante Bolivia en este Suramericano. Ahora el camino para buscar un cupo en el cuadrangular final parace demasiado distante.

Más mal no se pudo haber jugado, pero también estamos seguros que este equipo tiene con qué mejorar. Tomémoslo como una salida en falso, que, claro, puede resultar demasiado costosa.

En frente quedan Chile el lunes, Argentina el viernes y Brasil el domingo. Tres victorias parecen una utopía, después de lo observado esta tarde. Pero al menos quien escribe, aún tiene fe. Claro, si para los próximos partidos el técnico le hecha un buena revisión al cuarteto posterior. Los goles 42 minutos del primer tiempo: garrafal error de Román para que Moreno deje en el camino al arquero Escobar y de pierna izquierda marque el 1-0.

25 minutos del segundo período: el líbero Valdivieso vio salido al portero Escobar y desde unos 40 metros le metió un balazo. 2 por 0.

30 minutos del segundo tiempo: llegada de Moreno por la izquierda, el centro al corazón del área y Baca, ante la mirada complaciente de Román, la tocó para el 3 a 0.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.