EE.UU.: DOBLE RECESIÓN ECONÓMICA

EE.UU.: DOBLE RECESIÓN ECONÓMICA

La Bolsa de Nueva York, con una caída espectacular el viernes pasado, es el primer termómetro que mide la doble recesión que afecta a EE.UU. y es esta coyuntura económica la que puede hacer perder las elecciones presidenciales de 1992 a George Bush. El economista norteamericano Steve H. Hanke, quién fue asesor económico del ex presidente estadounidense Ronald Reagan, dijo a EFE que George Bush perderá las próximas elecciones, porque la recesión económica que padece en estos momentos el país se agravará durante el próximo año.

18 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Hanke que es actualmente miembro del comité de expertos del Grupo de los Siete (G-7) países más industrializados, opinó que la economía estadounidense no se va a recuperar de la actual recesión, sino que ya está entrando en una crisis mucho más profunda.

En medios económicos se habla ya de una doble recesión puesto que EE.UU. aún no ha salido de la primera provocada en primera instancia por las secuelas de la guerra del Golfo, además de una coyuntura interna adversa cuando entra en una segunda que puede ser mucho más severa.

Los economistas al analizar esta nueva crisis, se fijan sobre todo en la caída de las rentas personales, el incremento del desempleo o la falta de estabilidad en los índices de inflación y todos estos indicadores apuntan hacia la recesión.

Hay otro dato ecónomico más técnico que se refiere al crecimiento de la masa monetaria, cuyo índice de incremento es negativo, mientras que en anteriores recesiones fue uno de los indicadores que marcaron la pauta de la recuperación.

La reciente reducción del tipo oficial de descuento que deja a EE.UU. con un tipo ínteres interbancario del 4.5 por ciento, el más bajo de los últimos 18 años, no ha resuelto el problema. Los tipos de interés a corto plazo han bajado pero las tasas a largo plazo siguen en torno al 8 por ciento.

Los ciudadanos tampoco ahorran y retiran los fondos de los bancos lo que según Hanke contrae la oferta monetaria y obstaculiza el crecimiento.

En esta coyuntura de crisis abierta, el principal termómetro que mejor refleja los movimientos de la economía en uno u otro sentido es la Bolsa.

En Wall Street el índice Dow Jones de valores industriales se desplomó el viernes 120.31 puntos y quedó al cierre en un índice general de 2943,2 puntos, por debajo de la barrera sicológica de los 3000 enteros.

Se trata de la quinta mayor caída de la historia de Wall Street y la más importante desde el 13 de octubre de 1989, 190,5 puntos que también reflejó la cúspide de una crisis.

La Bolsa de Nueva York como el resto de las plazas bursatiles más importantes del mundo, fue fiel termómetro de las cuatro crisis económicas de los últimos cinco años: el crash de octubre del 87, el minicrash de octubre del 89 y más recientemente la crisis del golfo Pérsico en agosto de 1990 y el golpe de Estado en la URSS en agosto de este año.

Detrás del minicrash del viernes pasado hay pues una economía debilitada y la falta de confianza de los inversores norteamericanos en una recuperación a corto plazo.

Hay una pérdida de optimismo trás una semana cargada de datos negativos: aumento de los precios industriales, temores de un repunte de la inflación, la industria por debajo del 80 por ciento de su capacidad, producción industrial estancada y anuncios en varias empresas líderes de despidos masivos.

A nivel internacional existe otro factor de influencia en la caída de la bolsa de Nueva York que es la incertidumbre sobre el futuro de la URSS, donde vuelven a correr tiempos de inestabilidad política unidos a la percepción de bancarrota económica.

En este conglomerado de factores económicos nacionales negativos y una coyuntura internacional inestable, hay que tener en cuenta la pérdida de confianza de los ciudadanos norteamericanos en la capacidad de recuperación económica que el presidente Bush trata de defender.

Expertos economistas como Hanke coinciden en que la política económica es la principal asignatura que mide la gestión de un gobierno y por ello llegan a la conclusión de que Bush puede perder las elecciones del 92 a consecuencia de la doble recesión que acosa al país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.