PASTRANA PIDE CLARIDAD SOBRE LA CARTA

PASTRANA PIDE CLARIDAD SOBRE LA CARTA

El ex presidente Misael Pastrana Borrero pidió ayer a la Corte Suprema de Justicia y al Consejo de Estado hacer claridad sobre la vigencia de la nueva Constitución. Pastrana envió un mensaje a los presidentes de esas dos corporaciones para pedirles que se pronuncien sobre esa situación, en defensa del Estado de Derecho.

14 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

El siguiente es el mensaje del ex presidente: Estimado señor Presidente: De manera intencional he demorado en dirigirle este mensaje en razón de que no quise que durante el proceso electoral pasado, que despertó tan justas expectativas de cambio de los factores políticos predominantes, pudieran presentarse interferencias por aspectos que suscitaran polémica sobre algo atinente a las mismas instituciones.

Motivado por hondas reflexiones, que además he percibido comparten no pocos compatriotas, me permito llevar a su consideración inquietud que no implica una simple abstracción sino algo sustancial de nuestro ordenamiento jurídico, como es el saber si la llamada nueva Carta Política está promulgada, y por lo tanto vigente, o si está parcialmente promulgada. Y en el evento positivo, a partir de qué fecha lo está en su integridad o en parte de la misma. Similar interrogante hace relación con el procedimiento de sanción.

En consideración a que la Corte Constitucional no ha iniciado sus funciones, que también estarían vinculadas a la cuestión que suscita esta comunicación, y estando sin instalarse el nuevo Congreso, considero que la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado, por su larga tradición de interpretación de los actos del poder y custodios de la juridicidad, son los únicos órganos que pueden clarificar algo que tiene que ver con la vida misma de lo que la Carta llama norma de normas .

Me correspondió como delegatario del PSC formar parte de la Comision 1a. de la Constituyente que tuvo el encargo de redactar el preámbulo y los principios fundamentales que comprenden la fórmula política y la organización jurídica de un determinado modelo de la sociedad y del Estado. Participé en la redacción del aprobado texto: El pueblo de Colombia, en ejercicio de su poder soberano, representado por sus delegatarios a la Asamblea Constituyente... decreta, sanciona y promulga la siguiente Constitución Política de Colombia . Es decir, que la sanción y promulgación de la Ley Fundamental debía cumplirse por todos los miembros de ese cuerpo a más tardar el 4 de julio, y era atributo indelegable aun en su mesa directiva.

No obstante lo anterior, en acto profusamente divulgado, los tres miembros de la mesa directiva intentaron promulgarla el 4 de julio, a pesar de no existir una compilación constitucional y de ser firmados papeles en blanco, según certificó el secretario de la Asamblea.

Una segunda promulgación intentó hacerse a los tres días, cuando el 7 de julio se insertó por primera vez el texto de la Carta en la Gaceta Constitucional 114 que solo vino a conocerse días después.

Con posterioridad se elaboró una fe de erratas y una aclaración, en julio y en septiembre, respectivamente, que como es obvio introdujo nuevas incertidumbres sobre el texto real de la Constitución aprobada, y dejó en mucho sin piso lo publicado en la Gaceta de julio 7.

Inesperadamente, cuando ya la gente se había desentendido de tantas imprecisiones, con fecha 10 de octubre aparece la Gaceta 127 que contiene la quinta promulgación de la Constitución que se considera final, y que por lo tanto, deja sin vigencia las anteriores. O sea, que después de más de tres meses de clausurada la Asamblea que tenía un término fijo por el decreto que le dio origen, sin autorización conocida o facultad alguna, se publica la anterior Gaceta con modificaciones sustanciales. Cambia normas como los artículos 34, 77, 95, 108, 127, 131, 150, literales e y f, 171, 267, 268, 305, 357 y los transitorios 9, 43 y 51; corrige el artículo 25 transitorio; suprime parte del primer inciso del artículo 68, y refunde artículos similares: 20, 73 y 74.

Después de reflexionar sobre los sucesivos intentos de promulgación aludidos he optado por transmitirle las anteriores incertidumbres jurídicas. He sido reiterativo que el mandato de un Presidente de la República tiene un límite en el tiempo, pero no sus responsabilidades con el Estado de Derecho.

Solo me ha animado pedirle la claridad sobre la vigencia total o parcial de la Carta para que sean despejados los equívocos y Colombia siga siendo un país de leyes .

Muy cordialmente, Misael Pastrana Borrero, ex presidente de la República y ex constituyente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.