El ‘Liceo’ de Escalona, se está cayendo a pedazos

El ‘Liceo’ de Escalona, se está cayendo a pedazos

(EDICIÓN BOGOTÁ - PÁGINA 1-5) El liceo que el maestro Rafael Escalona inmortalizó en sus canciones, el mismo del que el ‘Pibe’ Valderrama se volaba para ir a jugar fútbol y por donde alguna vez pasaron famosos como el fotógrafo Leo Matiz y el jefe guerrillero Jaime Bateman Cayón, está acusando el paso del tiempo.

02 de febrero 2006 , 12:00 a.m.

Acaba de cumplir 100 años y más de 12 de haber sido declarado Monumento Nacional, en reconocimiento a décadas de educación para las juventudes del Magdalena Grande y la Costa Caribe. En sus salones se formaron compositores, políticos, abogados, médicos, periodistas, artistas y varios futbolistas.

Pero esta semana su rector, Tomás Aragón, se resignó ante lo inocultable y admitió el inminente riesgo que el Liceo Celedón representa para los 500 estudiantes que hoy asisten a clases.

También el comején El techo se está viniendo abajo, especialmente sobre el sector de la biblioteca, que está clausurado. “A esa sala se le cayó un pedazo del techo hace dos años y el segundo piso tiene varios boquetes de losas que se vinieron abajo”, cuenta el rector.

A esos males, el Celedón suma las colonias de comejenes que se están comiendo sus entrañas de madera, el mal estado de los baños, que lo tiene al borde de una emergencia sanitaria, y las filtraciones que amenazan con agrietar sus columnas.

“Aquí no dan ganas de entrar a clase”, dice Carlos Mario, un estudiante de sexto grado que desde el primer día de colegio se empeñó en no regresar. Ya le pidió a su mamá que lo cambie cuanto antes.

Él es muy joven para saber que no siempre el Liceo fue así. El plantel inició labores en noviembre de 1905 con 16 alumnos internos y 6 externos.

Los estudiantes, que lucían en la solapa izquierda un botón con la fotografía del obispo Rafael Celedón (de quien tomó el nombre), salían con el título de bachiller de filosofía y letras. Pero, sobre todo, con los problemas del país en la cabeza.

De eso hay varios ejemplos. En la historia del colegio quedaron grabados los discursos con los que los estudiantes Pedro Bonet, Víctor Berliza Subiría, Jaime Ortiz y Félix Vega saludaron la caída del general Gustavo Rojas Pinilla, en mayo de 1957.

Pero cuando pasó a manos del Distrito, en 1989, cuentan algunos profesores y egresados que pidieron no mencionar sus nombres, empezaron los problemas. La desidia y el despilfarro se comieron los giros que enviaba el Gobierno Nacional, y hasta se habla de contratos amañados.

Y la actitud de los estudiantes, dice el profesor Juan Manuel Fernández de Castro Bonivento, quien dedicó 30 años de su vida a educar en el Liceo y que egresó de ese plantel en 1954, también es distinta. Dice que “ellos son los más perjudicados y los que menos hacen. Son muy conformistas y no le ponen amor ni al estudio ni al colegio”.

“El Liceo debe volver a ser la cantera de líderes y ejemplo de esfuerzo y trabajo, dentro de una disciplina democrática”, subraya el ex magistrado Alfonso López Carrascal, egresado en 1960.

Lo cierto es que no se ve una solución a la mano. El alcalde de Santa Marta, José Francisco Zúñiga, dice que aunque hay que buscar una salida “para que el colegio no se nos venga encima”, el municipio, que está bajo la Ley de Quiebras, no tiene plata para atender la emergencia.

Mientras tanto, al Celedón sólo le quedan los esfuerzos de varios antiguos alumnos que –como Escalona, que recibió en 1992 el único título de bachiller honoris causa entregado por el colegio en un siglo– están presionando para que se detenga el triste ocaso de un grande.

‘EL HAMBRE DEL LICEO’ Rafael Escalona mencionó en varias de sus canciones al Celedón. En una de ellas, ‘El Hambre del Liceo’, se quejó por la alimentación que recibía en el colegio en 1945, cuando ingresó como interno. La más famosa, ‘El Testamento’, también la cantó Carlos Vives.

ALGUNOS ALUMNOS DEL CELEDÓN - Pedro Bonet L. Superintendente de Notariado y Registro en la década de los 90.

- Mario Ceballos. Rector y fundador de la U. Autónoma del Caribe, en Barranquilla.

- Jaime Bateman. Fundador del M-19. Dicen que se inició en las revueltas en 1957.

- Carlos ‘El Pibe’ Valderrama. Egresó en 1979. Su padre, ‘Jaricho’, enseñaba matemáticas.

- Leo Matiz. Uno de los maestros del blanco y negro en la fotografía colombiana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.