Secciones
Síguenos en:
La crisis volvió a las minas

La crisis volvió a las minas

Similar a lo que ocurrió en el viejo oeste americano con el oro, entre el 2004 y el 2005 se desató en Boyacá la ‘fiebre del carbón’, originada por la alta demanda internacional del producto, que de paso disparó los precios del mineral.

El negocio se convirtió entonces en la oportunidad del momento y empezaron a abrirse minas por todas partes.

Se desinfló el negocio Pero el entusiasmo duró menos de lo que se esperaba, entre otras cosas porque la sobreoferta del producto y la falta de control de la calidad dieron al traste con los buenos precios.

Después de que a finales del 2004 se pagaba la tonelada de carbón metalúrgico, también llamado coquizable, a 150.000 pesos, actualmente el precio no sobrepasa los 85.000 pesos.

La tonelada de carbón térmico alcanzó a venderse a 80.000 pesos en plena bonanza. Hoy no ofrecen más de 61.000 pesos.

Orlando Monroy, coordinador del Comité de Productores de Carbón de Boyacá, calcula que el año pasado se produjeron en Boyacá más de dos millones de toneladas del mineral.

“Debido al mal llamado boom del carbón, los costos de producción del mineral se incrementaron bastante. Subieron la mano de obra, el combustible, el transporte y la madera, este último uno de los insumos que más tiene incidencia en la minería. “Luego de esa alza, hoy ya es difícil que bajen de precio”, aseguró Monroy.

Los propietarios de explotaciones mineras afirman que los costos de producción del carbón superan los 50.000 pesos por tonelada.

Muchos viven del carbón “Pagar 53.000 pesos por tonelada de carbón térmico, como estaba ofreciendo Gensa (empresa que demanda el mineral en Boyacá), no sería negocio para los productores, porque entonces se convertiría en una actividad para no dejar que las minas se deterioren, y eso conllevaría a un descalabro social bastante grande”, explicó Monroy.

Según estadísticas del Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas), en Boyacá hay unos 370 títulos de explotaciones de carbón y más de 3.200 minas de este mineral, entre legales e ilegales.

Al menos 12.000 personas trabajan en explotaciones mineras de carbón en el departamento.

Argemiro Fonseca Jiménez, propietario de minas en el municipio de Chivatá, manifiesta que el año pasado le estaban pagando la tonelada de carbón térmico a 67.000 pesos, pero ahora bajaron el precio a 40.000 pesos.

“Así no estamos haciendo nada y en cambio sí estamos pagando a precios elevados la producción”, indica.

Por el momento, los productores están negociando los precios de compra con las empresas que demandan la mayor cantidad del mineral. La idea es fijar un precio mínimo de venta que les permita a los productores obtener un mínimo de utilidades (ver recuadro).

José Alfredo Guío, gerente de la Cooperativa Agrominera de Paipa, dice que aún no es posible determinar hasta cuándo se vivirá una situación tan complicada como la actual.

“Nosotros vivimos nuestra mejor época en el 2004 y el 2005, que no fue un boom sino para aumentar impuestos”, asegura. Señaló que no hay un mercado estable del carbón y que desde agosto han disminuido las compras del mineral en las empresas consumidoras.

NEGOCIAN PRECIO MÍNIMO El precio del carbón se rige por las tendencias de la oferta y la demanda y el precio lo imponen los grandes consumidores.

Uno de ellos es la firma Gensa (Gestión Energética S.A.), administradora de las unidades generadoras de Termopaipa, que comprará 405.000 toneladas de carbón térmico.

“Gensa propuso un precio base de 53.000 pesos por tonelada y un techo de 60.900. Nosotros solicitamos que se cancele con el precio del año pasado, que era de 62.000 pesos”, explica el representante de los productores Orlando Monroy.

Las directivas de Gensa decidieron subir el precio mínimo a 55.825 pesos por tonelada. “El criterio para la evaluación será el precio de la oferta por tonelada, para el carbón de referencia (poder calorífico neto de 6.300 kilocalorías/kilogramo), el cual no podrá ser superior a 60.900 pesos ni inferior a 55.825 pesos”, informó Gensa en sus avisos de convocatoria.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.