Secciones
Síguenos en:
Entremos en materia

Entremos en materia

El más reciente incidente de la campaña electoral –la polémica sobre la transmisión en dos canales privados de televisión por suscripción de un consejo comunitario del Presidente en la Plaza de los Artesanos de Bogotᖠha desatado un alud de protestas sobre si fue o no indebido y qué dice la ley al respecto. Ciertamente, los abusos que puede o no cometer el Presidente-candidato y las garantías para sus contendores son un tema clave. Pero es preocupante que, a pocas semanas de los comicios a Congreso, sean estas cuestiones de mecánica y no de política y programas el tema que ha terminado por monopolizar la campaña electoral. (EDICIÓN BOGOTÁ)

Es verdad que estas elecciones no tienen precedente por la posibilidad de reelección inmediata. De allí, lógicamente, se deriva el papel central de las garantías a la oposición a lo largo de toda la campaña. Por ello, difícilmente puede ‘pasar de agache’ que, estando prohibidas las transmisiones de consejos comunitarios por la televisión del Estado, estos terminen siendo pasados en canales privados no sujetos a esa reglamentación.

Más allá de los formalismos legales, a los que somos tan dados los colombianos, este episodio es poco ‘elegante’, además de impresentable y poco inteligente, aun en el improbable caso de que Palacio nada haya tenido que ver en el asunto.

La cuestión de fondo es otra. Sin demeritar la importancia de estos temas, es de lamentar que a estas alturas, en materia electoral, el país siga enfrascado discutiendo, como se diría, de gramática y no de contenido. De continuar así nos arriesgamos a recordar a aquellos países en los que la institucionalidad es tan precaria y la tradición democrática tan limitada que, cuando se convocan elecciones, el gran debate es cómo hacerlas y lograr que los participantes se pongan de acuerdo en las reglas básicas, y no –como debe ser– a quién elegir y con qué programas e ideas.

La de las garantías es una discusión importante, pero de seguir puede terminar opacando los verdaderos debates. Formalmente, la campaña empezó en noviembre; pero nada que entramos en materia. Y materia es lo que sobra en este país.

Sería bueno escuchar de muchos de los actuales candidatos a Cámara y Senado (y de los presidenciales, por supuesto) respuestas concretas a preguntas básicas y urgentes.

Unas se refieren a su específica área de influencia, la legislativa. Por ejemplo, ¿qué proyectos de ley les parecen urgentes? ¿Están por reformar la ley 100 de la salud, o la ley 80 de contratación administrativa? ¿Van a promover en serio la aprobación del Código del Menor? Hay más preguntas de fondo que tanto candidatos al Congreso como a la Presidencia (y el Presidente-candidato) deben contestar. Y tomamos apenas algunas al azar. ¿Con qué programas van a combatir la pobreza, el desempleo, el hambre y qué metas se trazan para tales fines? ¿Qué proponen frente a los desplazados? ¿Fumigar o no fumigar cultivos ilícitos? ¿Cómo manejar la relación con Estados Unidos? ¿Van o no a hacer el intercambio humanitario y, en el caso de hacerlo, cómo? ¿Firmar o no firmar el Tratado de Libre Comercio y con qué cláusulas en los temas espinosos como agricultura o propiedad intelectual? ¿Qué hacer frente a la deforestacion y el deterioro ecológico que sufre el país? ¿El calentamiento global importa? ¿Se puede ‘desparamilitarizar a Colombia, y cómo? ¿Guerra o negociación con las Farc? Ciertamente, hay candidatos que tienen sus programas o empiezan a lanzarlos.

Pero no se ve que las respuestas a estas y a las muchas otras preguntas que la situación del país plantea estén en el centro del escenario electoral.

Sin duda, las cuestiones de mecánica, de garantías, son muy importantes.

Pero no puede ser que lleguemos al día de la votación hablando de ellas.

Entremos en materia, por favor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.