Secciones
Síguenos en:
Perú da vía a las candidaturas gay

Perú da vía a las candidaturas gay

Las elecciones del 9 de abril en el Perú tendrán un toque de tolerancia pues, por primera vez, se postulan al Congreso representantes de las comunidades homosexual y transexual. (EDICIÓN BOGOTÁ)

Los “candidatos de la diversidad”, como han sido bautizados, no apelan en esencia a su orientación sexual para captar votos, sino a su reconocida trayectoria como activistas de los derechos de su colectividad.

Manuel Andía Pérez, quien prefiere llamarse ‘Belissa’, y Susel Paredes son dos de los más de 3.000 candidatos que buscan uno de los 120 escaños del Congreso. Tienen en común defender las dos opciones más importantes de sus vidas: ser homosexuales y de filiación política de izquierda.

Izquierda tolerante Precisamente, el Frente Amplio de Izquierda y el Partido Socialista, dos de las tres agrupaciones de izquierda que se presentan a los comicios generales de abril, han dado esta señal de apertura y tolerancia sin precedentes al postular a ambos candidatos.

Hasta ahora no han surgido pronunciamientos en contra, lo que favorecería la elección de los primeros congresistas homosexuales declarados en la historia del país. Perú podría situarse así a la vanguardia en materia de no discriminación sexual en el terreno político, con relación a otros países de la región.

Sin embargo, el hecho ha llamado la atención, y muchos peruanos lo han asociado con otras incursiones de personas de sectores tradicionalmente no vinculados a la política. Es el caso de la vedette Susy Díaz, que logró ser elegida congresista en 1995. En el 2000, resultó elegida la primera parlamentaria indígena, la dirigente aymara Paulina Arpasi.

Pero la hoja de vida de Belissa Andía Pérez confirma que es harina de otro costal. Los escándalos nunca han formado parte de su día a día y, por el contrario, su vida estuvo marcada por la discriminación.

“Soy una persona transgénero. Enfrenté a mi familia y a mi medio social desde la adolescencia por afirmar mi identidad trans”, declara Belissa, convencida de que su decisión de que su postulación por el Frente Amplio de Izquierda es la correcta.

Si bien Belissa tuvo que abandonar los estudios de Biología que inició en la Universidad San Marcos de Lima, su vinculación con los movimientos de izquierda la han convertido en una ferviente activista de los derechos de la comunidad homosexual, al punto de ser elegida en el 2004 como representante para América Latina y el Caribe de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (Ilga).

De ser elegida, Belissa ha prometido trabajar en una reforma de la Constitución para incluir artículos que eliminen la discriminación por la opción sexual: “Uno de mis principales objetivos será prevenir la violencia contra la comunidad homosexual”.

Por su parte, Susel Paredes, abogada, ambientalista y también activista de derechos humanos, no duda en declararse lesbiana, aunque no pretende recurrir exclusivamente al voto de género para llegar al Congreso como representante del Partido Socialista.

No le quita el sueño por ahora abogar desde el Legislativo por las uniones civiles entre homosexuales, pero sí promover leyes a favor de temas de gran interés como el aborto, la protección de los enfermos de sida, la situación de la mujer en el Perú, entre otros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.