Secciones
Síguenos en:
Sardinata se armó de valor

Sardinata se armó de valor

“¡Basta ya!” fue la proclama que lanzaron los habitantes de Las Mercedes, corregimiento de Sardinata (Norte de Santander), para rechazar, de una vez por todas, la presencia habitual de los grupos armados ilegales en ese sector.

El sábado pasado, con la presentación pública de su ‘Declaratoria de convivencia pacífica’, exigieron que los violentos reconozcan el liderazgo y la autonomía de sus comunidades.

La iniciativa, que fue oída por cerca de 500 personas en el colegio Monseñor Sarmiento Peralta de esta población, fue el resultado de algo más de un año de trabajo y de varias reuniones periódicas de los integrantes de la ‘Asociación de Amigos por la Paz’, creada a finales de la década de los años 90 para rechazar las acciones violentas de los grupos armados ilegales.

En la declaratoria, los pobladores reflexionan sobre las causas de la violencia que han vivido, entre las que señalan la presencia de cultivos ilícitos, la falta de obras de inversión social y la desorganización de las comunidades), y reconocen ‘que ya es hora de regirse por sus propias reglas, como un acto de soberanía popular’.

“Lo que tenemos claro es que jamás nos vamos a armar, eso está prohibido, no se concibe en ningún artículo y en ninguna frase del documento. Las armas de nosotros están en el diálogo, en el actuar bien, en el intentar modelar para bien a las personas que piensan diferente”, aclaró Isidro Lizarazo, uno de los gestores de la Declaratoria.

Juan Chaparro, un campesino de 36 años que viajó dos horas desde la vereda San Ramón, dijo que se cansó de ver tantas masacres y muertes de civiles y aclaró que con este manifiesto no están rechazando las decisiones del Estado y de la Fuerza Pública “Estamos armados de valor, y no con armas. Hemos tenido que enfrentarnos a los grupos armados, pero no en combates, sino dialogando. Esta declaración es lo que pensamos y queremos hacer: construir paz, no violencia, no importa que no seamos ricos”, explicó Chaparro, a quien le han asesinado seis familiares.

‘Liderazgo natural’ El corregimiento Las Mercedes queda a dos horas al norte de Sardinata, por una carretera destapada y virtualmente intransitable.

Tiene unos 7.000 habitantes que viven en 45 veredas y que han tenido que soportar varios años de dominación guerrillera y paramilitar, al igual que dos tomas armadas, en 1997 y 1998.

El año pasado hubo dos homicidios, una cifra récord, comparada con épocas anteriores en las que las muertes violentas pasaban de 100 al año.

La iniciativa de la comunidad ha sido asesorada desde el año pasado por organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Es un proceso lento, difícil, pero lo más interesante es que es de ellos.

Es un liderazgo natural el que ha comenzado a surgir y nos parece importante acompañarlo”, dijo Karlin Rodríguez, delegada de la OEA en Norte de Santander.

LA VOZ DE LA COMUNIDAD En seis puntos, los habitantes del corregimiento Las Mercedes piden respeto a la vida de todos y cada uno de los habitantes, con un no al asesinato y en defensa de la vida.

También rechazan la desaparición forzada y el secuestro, las torturas, los tratos inhumanos y crueles o degradantes a manos de actores del conflicto armado.

Así mismo, se muestran reacios a soportar algún tipo de desplazamiento forzado, provenga de donde provenga.

Declaran que no auxiliarán a ningún bando, ni prestarán vehículos a ningún grupo armado legal o ilegal; tampoco aportarán cuotas económicas a ningún actor del conflicto, ni aportes en especie.

Finalmente, toda la comunidad se compromete a elaborar planes de desarrollo social y económico del corregimiento para corto, mediano y largo plazo.

Por último, piden respaldo, ayuda económica y técnica al Estado, a las diferentes organizaciones no gubernamentales, entidades de cooperación internacional y a la misma comunidad para la elaboración y ejecución del plan diseñado. Estos mandamientos empezaron a regir desde el mismo momento de la firma.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.