Infiltración de 'traquetos' en Bogotá

Infiltración de 'traquetos' en Bogotá

'BOOM' DE VIVIENDAS LUJOSAS La mafia ha sido por tradición consumidora de vivienda de lujo. Por eso, al hurgar cómo se comportan los ‘traquetos’, la finca raíz es uno de los sectores en la mira de las autoridades. (VER TAMBIÉN PÁGINA 1-8)

29 de enero 2006 , 12:00 a.m.

De hecho, la Fiscalía evalúa denuncias sobre compras de suntuosas propiedades que estarían haciendo los ‘nuevos ricos’ en los alrededores de la Sabana, para establecer el origen de los dineros.

Las cifras indican que la gente está recurriendo más a recursos propios para comprar vivienda. A principios de los 90 se financiaba el 50 por ciento de los metros cuadrados que se construían. Hoy apenas se llega al 10 por ciento.

Bogotá requiere unas 8.000 viviendas de lujo al año, pero en los últimos tres se construyeron más de 35.000.

En un sondeo, este diario encontró apartamentos de 1.500 y 2.600 millones de pesos para la venta y entre 12 y 26 millones de pesos para arriendo. Los encargados no atendieron las llamadas.

Pero, al indagar la penetración de dinero dudoso en la construcción, gente vinculada al sector prefiere no hablar o no ser citada. Unos señalan que “eso se comenta en reuniones sociales” y que el momento es “propicio para que lleguen dineros ilícitos”, pero constructores, gremios e inmobiliarias dicen no conocer la penetración de esos dineros, aunque admiten desconocer la procedencia de la totalidad de recursos que rondan el mercado.

Solo oídas Advierten que no hay estudios, que no se puede generalizar y que la construcción está pasando numerosos filtros.

Fuentes coinciden en que a esas viviendas de lujo sólo accede un puñado privilegiado de colombianos y que también va dirigida a cubrir requerimientos de ejecutivos de multinacionales y del cuerpo diplomático.

María Mercedes Cuéllar, presidenta del Instituto Colombiano de Ahorro y Vivienda (ICAV), dice que la gente está haciendo más uso de recursos propios porque ahorró durante siete años de crisis.

Otros aseguran que a la reactivación de la construcción –el año pasado se matricularon 192 empresas– contribuyen las remesas de colombianos en el exterior que quieren invertir en el país, el aumento en la capacidad adquisitiva y la llegada de extranjeros, que ven perspectivas de inversión.

Sergio Mutis, presidente de Fedelonjas, dice que la información que tienen es “de oídas” y que no hay cifras que demuestren la traquetización de Bogotá a través de la finca raíz. Para él, el auge en la compra de vivienda se debe a que es rentable.

De todas maneras, muchos aseguran que este es un sector vulnerable a la incursión de recursos ilícitos. Y el grupo élite que analiza el fenómeno advirtió esta semana que examinarán el mercado de la construcción.

PANTALONES DE $12 MILLONES Y $ 74 MIL MILLONES EN CARROS DE LUJO ¿Quién compra en el sur de Bogotá una lámpara de 12 millones de pesos o un jarrón de 3,5 millones? ¿Pagaría usted 12 millones por un pantalón o 5 millones por un bolso? ¿Quiénes andan en exclusivas camionetas de 250 millones de pesos? Tanto las autoridades que indagan la aparición de esta mercancía tan costosa en las vitrinas de los almacenes bogotanos como algunos empresarios, reconocen que si bien es cierto que el crecimiento económico de la ciudad facilita el auge de este exclusivo comercio, también lo es que detrás de algunas de estas compras puede haber dinero de dudosa procedencia.

En el caso del sector automotor, desde el 2004 hay una creciente demanda de vehículos de gama alta. Pedro Castro, representante de Nissan comenta que la empresa ha visto incrementar las ventas de las camionetas Murano, cuyo costo es de 250 millones de pesos. En efecto, entre el 2004 y el 2005 se comercializaron 296 de estos vehículos, por más de 74 mil millones de pesos.

Sin embargo, más que al fenómeno ‘traqueto’, el empresario cree que esta demanda se debe fundamentalmente a la llegada de inversión extranjera, a la caída del dólar en los últimos dos años y a la creciente oferta de crédito, en especial para la compra de vehículos.

Además de las Murano, en Bogotá, en Montería y en otras ciudades cada vez es más frecuente ver exclusivas camionetas Hummer que, en muchos casos, son importadas directamente y pagadas en efectivo.

Este repentino gusto por los carros costosos se refleja también en el sector asegurador, que pasó de asegurar 881.908 carros en el 2004 a 968.324 el año pasado. Las aseguradoras no manejan estadísticas precisas de cuántos de estos carros superan los 200 millones de pesos, pero a algunos empresarios les ha llamado la atención que ha crecido el número de personas que prefiere pagar el seguro de contado.

En vitrina El ambiente de compras suntuosas se siente también en el comercio. El año pasado se construyeron dos centros comerciales de alto nivel, a los que llegaron las marcas más lujosas que se venden en el mundo.

En estos centros comerciales venden pantalones de 12 millones de pesos, bolsos de 5 millones, zapatos de más de 6 millones de pesos y accesorios que sólo podrían ser comprados por personas que reciben grandes sumas de dinero al año. ¿Cuántos de manera legal y cuántos de manera ilegal? es difícil de establecer.

En otro centro comercial, en el sur, EL TIEMPO encontró en sus vitrinas una lámpara de mesa de centro de 12 millones de pesos y jarrones de 2 y 3,5 millones.

En materia de relojería también se reactivaron las ventas al punto que los empresarios que hasta hace tres años se quejaban por la competencia China volvieron a traer al país marcas como Omega, Longines, Rado y Tissot, entre otras.

Samuel Glausser, gerente General de Disuiza, comenta que aún no han vuelto las ventas al nivel de los años 90, cuando se traían por encargo relojes con diamantes por más de 30 millones de pesos. Sin embargo, dice que sí se están importando productos cuyo precio supera los 10 millones de pesos.

Aunque es claro que el auge económico explica buena parte de esta oferta, lo que se busca establecer es qué tanto la aprovechan también los ‘traquetos’.

¿CÓMO LLEGARON ESTOS PERSONAJES? La aparición de ‘traquetos’ en Bogotá y en municipios aledaños se debe, según las autoridades, a dos fenómenos: a la guerra contra la mafia en Cali, Medellín, la Costa y los Llanos –que culminó con la captura de importantes capos y que obligó a los nuevos narcos a buscar territorios más seguros– y a la decisión de los narcos de intentar convertir a la capital en el principal centro de acopio de droga.

Fue así como un puñado de ‘traquetos’ empezó a mimetizarse en medio de los 7 millones de habitantes de la metrópoli, donde poco a poco han conformado pequeñas organizaciones, bautizadas ‘baby carteles’ y de los cuales ya hay identificados 384 en todo el país. Sin embargo, hasta ahora las autoridades no saben cuántos de estos operan en Bogotá.

Lo que sí han podido establecer es que operan desde Fontibón (occidente de la ciudad) y El Virrey (suroriente) y en zonas rurales de los municipios aledaños de La Calera, Facatativá, Chía, Sibaté y Girardot, camuflados en centros vacacionales o en fincas de recreo.

Estos mismos sitios sirven de bodegas de acopio de la droga que viene especialmente de Meta, Caquetá y Valle: en solo septiembre pasado fue incautada una cifra récord de 3,5 toneladas en el norte de Bogotá.

Las ‘ollas ’ La mayor parte de la mercancía, señalan informes de inteligencia, se envía al exterior, ya sea entre la carga que sale por el aeropuerto Eldorado o en camiones desde centros de acopio que viajan a puertos costeros como Buenaventura, Cartagena, Santa Marta y Barranquilla.

El resto se distribuye en el mercado local a través de ‘ollas’ que operan especialmente en barrios del centro y sur de la ciudad, como Candelaria, El Uval, El Virrey, Alfonso López, El Danubio, Altos de Cazucá, San Vicente, El Pesebre, Fátima, El Carmen, San Carlos, San Francisco, Candelaria, Perdomo Alto, Meissen, La Estrella, Lucero Alto y Venecia.

Estas redes utilizan indigentes, vendedores ambulantes y zorreros para mover droga y armas por el sur y el centro de la ciudad (como la avenida Primero de Mayo entre carrera 68 y Boyacá) y a colegiales y universitarios para distribuirla en el norte, especialmente en la zona rosa y en la calle 116, y para llevarla a domicilio.

Los precios oscilan entre los 10 mil y los 50 mil pesos.

El 3 de marzo del año pasado, la Policía detuvo en el barrio Isla del Sol, en el sur de la ciudad, a un ‘zorrero’ que camuflaba entre material reciclable 15 armas de fuego, 11 revólveres, 5 escopetas y 600 cartuchos.

Estas armas, según las primeras indagaciones, iban para los aparatos armados de los ‘traquetos’, conformados por miembros y algunos desmovilizados de los paramilitares del Llano, que operan desde ‘oficinas de cobro’ en Sanandresito y un reconocido centro comercial del norte de Bogotá.

500 Millones de pesos les están invirtiendo a lujosas camionetas que cada vez son más frecuentes en las calles de la ciudad: 250 ppagan en el almacén y otros 250 por 'engalarla'.

384 Es el número de 'baby cartels' detectados hasta ahora en todo el país. Las autoridades todavía no han establecido cuántos de estos operan en la ciudad de Bogotá.

3.114 millones de dólares en efecto entraron el año pasado al país. En el 2004 fueron 1.234.

Expertos afirman que no hay actividad económica ilícita que justifique ese monto.

12 Toneladas de cocaína fue la incautación récord del año pasado en la capital. En un solo alijo había 3,5 toneladas.

16 fueron las personas asesinadas en el último año en Bogotá mediante una técnica propiade la mafia: la asfixia mecánica, que es el ahogamiento utilizando bolsas plásticas.

26 millones de pesos es lo que pagan de arriendo algunas personas en Bogotá.

En otros casos se trata de multinacionales o diplomáticos. Las autoridades investigan varios que generan dudas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.