Secciones
Síguenos en:
Nuevo aplazamiento en propiedad intelectual, para lograr cierre de mesa

Nuevo aplazamiento en propiedad intelectual, para lograr cierre de mesa

La negociación cerrada por Perú sigue siendo la gran ‘sombra fantasma’ que no deja andar algunos de los temas más álgidos que negocia Colombia con Estados Unidos.

Mientras los estadounidenses insisten en que el texto peruano es su referente básico, los negociadores de Colombia insisten con distintos argumentos en señalar las grandes diferencias que existen y que deben quedar consignadas en el acuerdo. Sin embargo, los negociadores colombianos ya comienzan a tener algunas luces de cierre en esta mesa, con el anuncio del equipo de Estados Unidos de que analizará la incorporación de algunos de los temas de interés de Colombia.

Al parecer este habría sido el motivo para suspender sus conversaciones hasta el próximo lunes, cuando se reanudarán para definir cómo se incorporarán los temas de interés de Colombia dentro del texto.

El jefe negociador, Hernando José Gómez, explicó que el tema de propiedad intelectual va por buen camino y que ya se están dando algunas flexibilidades que había pedido Colombia. En el caso de los negociadores de Ecuador, que también participan en la mesa de propiedad intelectual, se tomó la decisión de reanudar las conversaciones el próximo 20 de febrero, cuando está previsto que haya una nueva reunión.

La tensión es general entre los empresarios, pues mientras algunos esperan que en esta ronda se firme el acuerdo para no perder las preferencias arancelarias con Estados Unidos, otros consideran que están en juego los intereses de sus sectores productivos y eso amerita por lo menos tomarse con mayor calma el proceso.

Algunos empresarios señalaron ayer que el aplazamiento en propiedad intelectual corresponde a la típica estrategia de los estadounidenses, de dejar para último momento temas álgidos con los que de alguna manera pueda ‘acorralar’ a su contraparte al final del proceso.

Otros criticaron la actitud de los negociadores de optar por suspender la negociación en lugar de sentar un precedente y pararse de la mesa. El Gobierno tenía previsto en la agenda que la negociación de propiedad intelectual tomaría dos días, miércoles y jueves, pero era previsible que hoy viernes, si era necesario, se rematarían los temas pendientes.

De hecho, el ministro de Protección Social, Diego Palacio, tenía programado regresar a Bogotá el sábado, cuando se esperaba que quedara cerrado el tema de propiedad intelectual.

El nuevo aplazamiento, según los empresarios que hacen parte del cuarto de al lado, genera más incertidumbre al proceso. Los negociadores, sin embargo, se muestran confiados en lograr los temas en los que han venido insistiendo, pero algunos empresarios se preguntaban qué cambiará de aquí al lunes para que exista la expectativa de poder cerrar ese día.

Los empresarios de los laboratorios farmacéuticos nacionales no son muy optimistas, en buena medida porque los americanos insisten en que el texto final será muy parecido al que cerró Perú, que es considerado muy malo para Colombia.

Alberto Bravo, presidente de Asinfar, el gremio que representa a los laboratorios nacionales, señaló ayer que lo que se ve venir es la ‘claudicación’ de los intereses del país frente a las imposiciones que están haciendo los negociadores de Estados Unidos.

Según explicó el dirigente gremial, durante las reuniones que comenzaron el miércoles, los negociadores estadounidenses no han atendido las peticiones del equipo colombiano, que busca a toda costa mejorar algunos temas de los ya cerrados por Perú a través de notas de pie de página y cartas adjuntas.

Esto hace temer a los empresarios sobre la posibilidad de que el texto que se apruebe finalmente sea el mismo que ya aprobó Perú, en el que se imponen gravosas condiciones en temas como patentes, datos de prueba y en el acceso a la salud.

Según han dicho los directivos de laboratorios nacionales, los peruanos aceptaron en propiedad intelectual un ‘Cafta plus’, es decir que fueron más allá de lo aprobado por los países centroamericanos.

El ministro de Comercio, Jorge Humberto Botero, tiene otra visión y afirma que todavía no se puede hacer un balance de esta mesa porque el trabajo no ha concluido. Botero se mostró confiado en que el equipo colombiano logre a través de cartas adjuntas o notas de pie de página, garantizar tres temas que son de gran interés para los colombianos: una aclaración sobre compensaciones por demoras en la oficina de patentes, linkage y agotamiento en datos de prueba.

Según Botero, el Gobierno está buscando una negociación que deje mayores beneficios que pérdidas y cuando el proceso llegue a este punto, se procederá al cierre porque el objetivo es presentar al país un paquete que sea benéfico para mayoría de los colombianos.

- Temas de ámbito cultural: pendientes: Pero no sólo en propiedad intelectual el tema sigue enredado. Ayer, cuando se esperaba que el tema de medidas disconformes pudiera quedar prácticamente listo, se supo que tampoco hubo avances.

Esto se debió a la posición inflexible de los negociadores de los Estados Unidos de negociar los temas del ámbito cultural que todavía están pendientes, con lo cual la reunión terminó sin acuerdos, y podría prolongarse hasta hoy.

Sin embargo, en caso de que persistan las diferencias del tema entre los negociadores de ambos países, tendría que ir a la mesa de jefes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.