Secciones
Síguenos en:
Mozart, el genio de la alegría

Mozart, el genio de la alegría

(EDICIÓN BOGOTÁ) EDITORIAL DIARIO) (PÁGINA 1-14)

Cuando la envidia hacía que sus contemporáneos se esmeraran por desconocer el genio de Mozart, otro de los grandes, Franz Joseph Haydn, alzaba su voz para decir: “No hay en el mundo un compositor más grande que Mozart”. Hoy se conmemoran doscientos cincuenta años del nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart, ocurrido en Salzburgo, Austria, el 27 de enero de 1756. Y aunque murió sin haber cumplido 36 años, su obra incomparable lo ha mantenido vivo y su fama no ha parado de crecer. Con Beethoven y Bach, conforma la divina troika de la música.

Mozart es un caso único de niño prodigio que conservó e incrementó en la adolescencia, la juventud y la madurez sus facultades precoces. Comenzó a componer a los 4 años de edad y a los 6 tenía en su haber 22 piezas, que su orgulloso padre recogió y publicó. Wolfgang era hijo de Leopold Mozart, músico y profesor que, al descubrir las virtudes prodigiosas de su hijo, se consagró a su educación y lo llevó en giras por el continente y por las principales capitales de Europa en las que el niño asombró a todos y suscitó no pocas suspicacias sobre la autenticidad de sus composiciones.

Poseía el genial hijo de Salzburgo un espíritu alegre y generoso, del que están impregnadas todas sus composiciones, incluso aquellas en que los aires son tristes. En sus momentos más duros, en que lo acosaba la pobreza de sus recursos económicos, o recibía la noticia desoladora de la muerte de su madre, o de la enfermedad de su padre, Wolfgang Amadeus no permitía que declinara la alegre serenidad de su ánimo. En una carta que le escribe a su padre, al enterarse de que estaba enfermo, le expresa: “Como la muerte, en sentido estricto, es la auténtica meta de nuestra vida, desde hace unos pocos años me he habituado tanto a ella, el verdadero mejor amigo del hombre, que su imagen no sólo no tiene nada de espantoso para mí, sino, precisamente, mucho de tranquilidad y de consuelo. Y agradezco a mi Dios que me haya concedido la oportunidad, usted me comprende, de conseguir conocerlo como la clave de nuestra verdadera felicidad. Nunca me acuesto en mi cama sin pensar en que, aun siendo tan joven, quizá no vea ya el siguiente día; y, sin embargo, ninguna de las personas que me conocen podrá decir que mi trato sea hosco o triste. Doy cada día las gracias a mi Creador por esta felicidad y la deseo de corazón a mis congéneres”.

La vida de Mozart es la historia de un hombre en constante estado de creación, y llena de una sucesión infinita de anécdotas que retratan su genio festivo, agudo y poderoso, no solo como compositor sino como conocedor del alma humana. Meses antes de morir, y habiendo terminado su última ópera, La flauta mágica, recibió la visita misteriosa de un hombre vestido de gris que le encargó la composición de un réquiem. Acosado por el desconocido “de cuya imagen no me puedo desprender, por todas partes lo veo y me ruega que termine el trabajo”, se aplicó a ello. El día anterior a su muerte pidió a su esposa y a los amigos que lo acompañaban en su lecho, que le ayudaran a cantar la Lacrimosa, e instruyó a su discípulo Süsmayer para terminar el réquiem. Murió el 5 de diciembre de 1791 y, debido a una violenta tempestad que se desató cuando lo llevaban al cementerio, se extravió su cadáver.

Wolfgang Amadeus Mozart dejó un legado musical que no solo es deleite para los oídos, sino al que se le atribuyen virtudes especiales como estimulante para el trabajo o para hacer amable la vida de los niños durante el embarazo, entre varias más. Y sí, es posible que la alegre genialidad del gran compositor resida para siempre en el espíritu de sus 46 sinfonías, 178 sonatas para piano, 27 conciertos para piano, 20 misas, 6 conciertos para violín, 60 composiciones orquestales y 23 óperas, creadas en el corto lapso de 30 años, que bastaron para hacerlo inmortal.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.