Secciones
Síguenos en:
Francia adopta ‘guerra preventiva’

Francia adopta ‘guerra preventiva’

(EDICIÓN BOGOTÁ) En un discurso emitido la semana pasada, el presidente francés, Jacques Chirac, dio un giro a su política de seguridad y se alineó con los postulados de Washington al plantear por primera vez la adopción del esquema de ‘guerra preventiva’, lo que lo deja en la posibilidad de utilizar armas no convencionales contra países que apoyen el terrorismo o que amenacen sus intereses vitales.

La nueva doctrina, no obstante, no autoriza a Francia a lanzar ataques contra terroristas fanáticos, sino contra los gobiernos que los apoyen, siempre y cuando esa complicidad pueda ser demostrada.

Dentro de esta nueva política de disuasión, el arsenal nuclear francés (compuesto, según expertos, por unas 348 armas nucleares) ha sido adaptado para bombardear blancos precisos, como un centro de poder económico o militar, en lugar de causar masivas pérdidas humanas. “Una amenaza mejor calibrada garantiza una mayor credibilidad”, explicó un militar francés.

“Esta posición acerca a Francia de E.U., ya que ambos países, adaptándose a las nuevas amenazas, han desarrollado finalmente posiciones relativamente convergentes sobre el tema, en el estricto marco de la disuasión nuclear”, explica Bruno Tertrais, investigador de la Fundación para la Investigación Estratégica.

Inconformismo Como era lógico, el giro de Chirac suscitó vivas reacciones. Políticos y medios alemanes, en general, juzgaron inoportuno el anuncio del Presidente francés y consideraron que, lejos de disuadir a eventuales agresores, el anuncio ayudaría a radicalizar aún más las posiciones de países como Irán, del que los occidentales sospechan que oculta un programa para fabricación de armas nucleares y al que la troika europea (Francia, Alemania y Reino Unido) no ha logrado convencer cooperar con los delegados de la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU (Aiea).

En efecto, la reacción más airada ha provenido de Teherán. En un discurso ante el Parlamento, el presidente del Legislativo, Gholam-Alí Hadad-Adel, calificó como “una vergüenza para el pueblo francés que su Presidente afirme que utilizará el arma atómica con el pretexto de luchar contra el terrorismo”.

Mientras que diarios como El País de España acusaron a Chirac de respaldar a Bush en un intento de banalizar el uso de las armas nucleares. ¿Chirac adapta a su manera la ‘guerra preventiva’ de Bush?, se preguntó un editorialista.

A pesar de las críticas, el mandatario francés cuenta con un respaldo de talla: la canciller alemana, Ángela Merkel, nueva estrella de la política europea, quien el lunes pasado, en el castillo de Versalles, se negó a criticar la posición de Chirac y aseguró que su discurso “se inscribía plenamente en la continuidad de la doctrina nuclear francesa”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.