Secciones
Síguenos en:
América Latina busca...

América Latina busca...

(EDICIÓN BOGOTÁ) (PÁGINA 1-13)

Durante las últimas semanas hemos escuchado una variedad interesante de interpretaciones sobre el fenómeno de lo que se ha identificado como la “izquierdización” de América Latina. Hay quienes atribuyen este viraje a la formación de un “eje antiimperialista” liderado por Chávez y Castro. Para otros, se trata de un “cambio en el humor político del Continente”, como lo sugería recientemente en estas páginas Eduardo Pizarro.

Hoy me pregunto si más que una cuestión ideológica, en todo este fenómeno no tendrá aún más influencia, como lo expuso con franca preocupación el ex presidente Carter, el hecho de que 45 por ciento de los latinoamericanos vivan por debajo de la línea de pobreza y que la inequidad se haya incrementado sustancialmente durante los últimos 15 años.

El sociólogo Emir Sader ha denunciado constantemente la situación de los más de 100 millones de latinoamericanos que viven en la indigencia. El 60 por ciento de los pobres son menores de edad; 18 millones de niños se ven obligados a trabajar y un número igual o superior vive en las calles. Una proporción preocupante de la infancia latinoamericana sufre una constante inseguridad alimentaria o corre el peligro de morir por causas evitables.

Un análisis muy interesante, que presagia todos estos cambios políticos a la luz de estas realidades, aparece en el informe ‘Desigualdad en América Latina y el Caribe: ¿ruptura con la historia?’ publicado por el Banco Mundial en el 2004, en donde ya entonces se identificaba junto con una profundización de la desigualdad y un marcado deterioro de la calidad de vida, un “aumento de la demanda social por una democracia más profunda, una distribución más equitativa de la influencia política, un mayor acceso a la educación y a la salud y el reconocimiento (...). Estas demandas son perceptibles a través de la región y, en parte, son consecuencia de la globalización de la información, las oportunidades económicas y los derechos humanos”.

Por supuesto, Colombia se sale de la predicción, a pesar de que es uno de los países en los que más dramáticamente se han deteriorado los índices de desarrollo humano, por una razón simple: la violencia de las armas, que a nombre de la justicia social no solo han detenido el progreso sino que lo han reversado y han justificado fabulosamente a la derecha y sus excesos.

La interpretación del sentir latinoamericano debe exceder la cosmética de los colores o las tendencias. América Latina busca políticas de seguridad sólidas. Una seguridad que exceda el aspecto de la defensa contra las amenazas y el miedo, y que involucre la protección integral de los individuos. Una seguridad que facilite la promoción del desarrollo de las personas y su acceso a activos como la propiedad de la tierra y la infraestructura. La seguridad de saber que cada niño tiene garantizada la alimentación básica, una educación que le permita desarrollar su potencial y un sistema de salud que garantice que no morirá solo porque es pobre.

Una seguridad que les garantice a los latinoamericanos que cuentan con instituciones robustas y representativas, en las que pueden tener fe, que no les excluyan, por las que no sean tratados arbitrariamente y que les proporcionen respaldo cuando lo necesitan. En pocas palabras, Latinoamérica busca seguridad humana.

¿Cambio de humor? ¡Definitivamente! América Latina tiene rabia y tiene razones para preguntarse por qué, produciendo tantos recursos, los suyos padecen hambre. Por qué sus riquezas desaparecen a manos de corruptelas que depredan sin cesar y por qué los modelos económicos no los tienen en cuenta.

La gran pregunta es si la izquierda tiene estas respuestas, si será capaz de reversar las tendencias desfavorables y recuperar la confianza de los ciudadanos en el Estado. O si es más de lo mismo pero con otro color

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.