Secciones
Síguenos en:
‘Cortaremos cordón del narcotráfico’

‘Cortaremos cordón del narcotráfico’

El brigadier general, Miguel Bernabé Lozano Perea, primer comandante de la Brigada 30, activada el pasado 4 de diciembre, asegura en entrevista con EL TIEMPO que su misión es acabar con "el cordón umbilical del narcotráfico y los grupos armados". (EDICIÓN NACIONAL)

Con 32 años de carrera militar (14 en los santanderes), Lozano Perea cuenta que también están bajo su responsabilidaproteger la infraestructura petrolera, garantizar el libre tránsito por las carreteras y ofrecer seguridad en la frontera.

¿Cómo combatirá el narcotráfico? Con operaciones que nos lleven a tranquilizar a los habitantes de la región y a cortar ese cordón umbilical que es el narcotráfico para las organizaciones narcoterroristas. Estamos prestos, organizados y proyectados para acabar con ese flagelo en Norte de Santander y, particularmente, en El Catatumbo.

¿Cuándo sería eso? No nos establecemos plazos porque es alentar falsas expectativas.

¿Existe un plan para El Catatumbo? Desde luego, y lo estamos desarrollando partiendo desde un cambio de actitud.

¿Hay otras amenazas? El terrorismo y los bajos instintos que emplean los narcoterroristas con el propósito de intimidar a la población civil. Esa amenaza está dada contra la gente que quiere hacer cosas de bien .

¿Se ha fortalecido la guerrilla? Su fortalecimiento se dio cuando creció la presencia de Fuerza Pública en la jurisdicción.

¿Y los paramilitares? Son tan bandidos y están al margen de la ley los unos como los otros. En esa misma medida los vamos a combatir.

¿Cómo dará seguridad en las carreteras? Tenemos dispositivos para garantizar la viabilidad en los ejes viales.

¿Y en la frontera? Intercambiaremos información con las autoridades venezolanas para obtener inteligencia que nos permita contrarrestar el accionar delictivo.

UNA REGIÓN CONFLICTIVA Se calcula que en Norte de Santander hay entre 20.000 y 30.000 hectáreas de coca sembradas, la mayoría en El Catatumbo. Su control estaría a cargo del frente 33 de las Farc, el Frente Nororiental del Eln y algunos grupos paramilitares de los bloques Central Bolívar y Norte.

En el departamento, unos 300 guerrilleros de las Farc estarían retomando el control de algunos municipios, tras la desmovilización de 1.425 hombres del Bloque Catatumbo de las Autodefensas, el 10 de diciembre del 2004. Otros 1.000 combatientes estarían cuidando el Comando Central del Eln, en El Catatumbo, en límites con Venezuela.

Las autoridades señalan que durante el 2005 en Norte de Santander hubo 786 homicidios y 51 hechos terroristas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.