Secciones
Síguenos en:
Purga destapa nuevos nombres

Purga destapa nuevos nombres

En la política de Norte de Santander todavía se siente la agitación que produjo el consejo comunal de la semana pasada en Tibú.  (VER MAPA: '40' AMPLIÓ SU ZONA DE INFLUENCIA) (EDICIÓN BOGOTÁ)

Cuando todo el mundo esperaba que la atención se centrara en la escalada de las Farc en la región, el consejero de Acción Social para el Ca tatumbo, Eduard Álvarez,se dejó venir con una carga de profundidad: “Al narcotráfico hay que sacarlo de la clase política del departamento”, advirtió el representante del presidente Álvaro Uribe.

Se refería a denuncias que en ciudades como Cúcuta y Ocaña están cobrando fuerza, y según las cuales algunos aspirantes al Congreso están comprando votos.

El episodio pasó inadvertido en medio de la polémica por la purga de esta semana en las listas de Cambio Radical, ‘La U’ y el Partido Liberal, pero demuestra que lo que se conoce sobre las relaciones entre políticos y organizaciones ilegales es apenas la punta del iceberg.

Al indagar en Norte de Santander, EL TIEMPO encontró que la mayoría de las quejas señala a Carlos Barriga, aspirante al Senado por Convergencia Ciudadana.

Él es hermano de Pedro Barriga, señalado jefe de finanzas del desmovilizado ‘Bloque Catatumbo’ de las Auc y supuesto reponsable del envío de coca hacia Estados Unidos y Europa a través de Venezuela.

A Barriga, que respaldó la candidatura de Ramiro Suárez a la Alcaldía en el 2003 (que estuvo detenido por supuestos nexos con ‘paras’), lo señalan de haber gastado 3.000 millones de pesos en su campaña. Estaría ofreciendo 80 millones a los diputados y hasta 5 millones a concejales para obtener su respaldo.

“No es raro que haya personas malintencionadas que difundan ese tipo de informaciones. Pero nadie, ni de mi familia ni personas cercanas, tiene ningún tipo de vínculo con mafias”, asegura el candidato.

Las dudas por la plata de Barriga, sin embargo, ya llegaron a oídos del Gobierno.

El suyo fue uno de los casos estudiados esta semana en los comités creados para garantizar la transparencia en las elecciones del 2006, encabezados por la Fiscalía y la Procuraduría.

Por distintas denuncias, al menos 15 candidatos son hoy examinados con lupa En todo el país Aunque la justicia tiene pocos procesos concretos sobre nexos de ‘paras’ y ‘narcos’ con políticos, los casos se comentan en casi todo el país.

En el Valle, el aspirante a la Cámara Luis Carlos Restrepo Orozco, de ‘La U’, es acusado por el senador Luis Élmer Arenas de contar con el apoyo de ‘Macaco’, uno de los jefes del ‘Central Bolívar’.

Según Arenas, el jefe ‘para’ y Restrepo –ex alcalde y ex concejal de Cartago– se reunieron en agosto pasado en una finca de la zona, tras lo cual se produjo una crisis en el gabinete municipal. Hubo cambios en el Instituto de Vivienda, la Secretaría de Medio Ambiente, la Oficina de Rentas y el área de Sistemas. “Esa fue la orden de ‘Macaco’: asignarle dependencias a Restrepo”, reiteró. Por esa denuncia, asegura, ocho días después fue asesinado el líder comunal Tulio Mario Velásquez, ex concejal de Cartago, que militaba en su movimiento.

Restrepo se defiende. “No sé qué pretende el señor Arenas, que está acostumbrado a hacer protagonismo sin ningún fundamento”, dice.

Esta es una de al menos 25 campañas que, según averiguaciones de los corresponsales de este diario, han sido cuestionadas en las regiones.

Es claro, por ejemplo, que ‘Jorge 40’, el jefe del ‘Bloque Norte’, está presionando para estas elecciones mucho más allá de sus antiguos feudos (ver notas anexas).

En Norte de Santander, un aspirante al Senado que pidió omitir su identidad cuenta que tuvo que restringir su campaña, especialmente en la provincia de Ocaña. La orden de ‘40’ fue que sólo los candidatos de Convergencia Ciudadana y Alas podrían hacer política.

Esos dos grupos, además de Colombia Viva, Colombia Democrática, Mipol y Convergencia Popular Cívica, según una investigación de la Corporación Nuevo Arcoiris, que dirige el analista León Valencia, crecieron al calor de la expansión paramilitar que se dio entre 1999 y el 2003.

En toda la Costa Atlántica las denuncias se repiten. “En Bolívar estamos reducidos a la impotencia. Acá se dice que ‘40’ ya le dio la bendición a una candidata”, dice un senador costeño.

La aspirante en cuestión sería Daira Galvis, abogada cartagenera que quiere llegar al Senado por Convergencia Ciudadana y que hasta esta semana sonaba como fórmula de Héctor Julio Alfonso López, el hijo de ‘La Gata’.

“Ni siquiera conozco a ese señor ‘Jorge 40’. Soy amiga de políticos en Cartagena y he defendido como abogada a algunos, pero no he tenido ninguna relación con paramilitares”, asegura Galvis. En Córdoba, el desmovilizado Salomón Feris Chadid, más conocido como ‘Comandante 08’ y hermano de un parlamentario , ha orientado a las comunidades para que voten a la Cámara por el liberal Aníbal Ortiz Naranjo.

Ortiz , ex alcalde de Tierralta, es una de las fórmulas del senador Juan Manuel López Cabrales. Esa dupla se disputa con Miguel De la Espriella y Eleonora Pineda –otros dos mencionados como cercanos a los ‘paras’– los votos del Alto Sinú.

López Cabrales dice que si el ex jefe paramilitar ‘08’ tomó la decisión de apoyar a Ortiz, es un asunto personal.

Zonas de ‘ Macaco’ El apoyo de ‘Macaco’ también se menciona en Risaralda y Antioquia. Al representante Germán Aguirre lo han visto hacer política con Roberto Jiménez, un hermano del jefe ‘para’. Un dirigente político de Risaralda dijo que Jiménez y Aguirre “han estado juntos en varios proyectos en Dosquebradas”.

‘Ernesto Báez’, el otro poder del ‘Bolívar’, tampoco se ha quedado quieto.

En Aguadas, Pácora y Salamina (Caldas) la orden es votar por Enrique Emilio Ángel Barco, segundo renglón del asesinado congresista Óscar González.

De todos estos casos, sin embargo, apenas hay indicios, aunque el tema de la infiltración ‘para’ en la política empezó a calentarse hace 4 años.

MÁS CUESTIONADOS - Vicente Blel, liberal de Bolívar, fue retirado esta semana de las listas de la colectividad roja. Los señalamientos que se le hacen por supuestos nexos con grupos ilegales también dejaron en el limbo a Juan Mejía, su fórmula para la Cámara. Mejía fue alcalde de Cantagallo, en el sur de Bolívar.

- Luis Alberto Gil Castillo se convirtió en el ‘palo’ electoral del 2002 al lograr la mejor votación en Santander. De su movimiento, Convergencia Ciudadana, se dice que tiene recursos poco claros, al punto que el Gobierno pidió investigarlo. Él dice que la clase política tradicional busca atajarlo con infundios.

POLÉMICA CONVERGENCIA - Luis Carlos Restrepo. La zona de acción política de Restrepo Orozco, es una de las más agitadas del departamento por la supuesta influencia del cartel del norte del Valle y ‘ paras’ del Eje Cafetero. Allí también hace proselitismo el representante Carlos Arturo Quintero, cuestionado por algunos sectores.

- Carlos Barriga. Dice que los señalamientos en su contra obedecen a celos políticos. A pesar de que se disputan los mismos votos, es notoria su afinidad con el ex alcalde de Cúcuta Manuel Guillermo Mora, quien aspira al Senado por ‘La U’ y no quiso referirse al tema de los nexos entre ‘paras’ y políticos.

EL PEOR PROBLEMA ‘La cuestión de los grupos de autodefensa dejó de ser un problema de criminalidad y se convirtió en el problema político de principal magnitud en Colombia, en el sentido de que existen unos grupos armados que han construido formas de Estado regionales que amenazan cualqueir proyecto democrático’. Gustavo Duncan, investigador. .

AMENAZAS Y GUIÑOS MARCAN LA CAMPAÑA - En diciembre, el ex senador Amílkar Acosta (liberal de La Guajira), retiró su candidatura. Le advirtieron que no podía aspirar.

- El representante Joaquín José Vives, en Magdalena, tampoco pudo hacer campaña. ‘Jorge 40’ decidió en los dos casos.

- El senador Jimmy Chamorro fue advertido de que no podrá hacer proselitismo en al menos siete municipios de la Costa.

- ‘Don Berna’ estaría patrocinando campañas en Bello y Envigado (Antioquia) a través de empresas fachada del sector transportes.

- Óscar Oquendo, fórmula de Rocío Arias a la Cámara, fue presidente de una Convivir de Medellín denunciada por ‘limpieza social’.

- La Corte Suprema de Justicia recibió 10 denuncias contra congresistas en ejercicio por supuestos nexos con ‘paras’.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.