MITTERRAND LLEGÓ A EMIRATOS Y UN EMISARIO SOVIÉTICO A JORDANIA OFENSIVA EUROPEA EN EL GOLFO

MITTERRAND LLEGÓ A EMIRATOS Y UN EMISARIO SOVIÉTICO A JORDANIA OFENSIVA EUROPEA EN EL GOLFO

Un emisario especial del presidente soviético, Mijail Gorbachov, llegó ayer a Jordania camino a Irak. En la escala, Yevgeny Primakov conversó sobre la crisis del Golfo Pérsico con el rey Hussein. Primakov es un integrante del consejo presidencial que asesora a Gorbachov. Hoy por la mañana tenía planeado trasladarse a Bagdad con el fin de sostener discusiones en torno de la situación. Estas charlas probablemente incluirán la suerte de los cinco mil ciudadanos soviéticos que hay en Irak.

04 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

La agencia noticiosa oficial soviética TASS, citando fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores, informó que Primakov también se entrevistará con Yasser Arafat, el líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), en Ammán. La sede palestina en esta capital no pudo confirmar la noticia.

Antes de partir de Moscú, Primakov dijo que la crisis desatada por la invasión de Kuwait dio a las superpotencias la oportunidad de poner en práctica su nuevo espíritu de cooperación. Hay aquí un laboratorio único donde estamos poniendo a prueba nuestros esfuerzos por crear un nuevo orden mundial después del fin de la Guerra Fría , declaró al influyente semanario soviético Literaturnaya Gazeta.

Moscú ha rehusado hasta el momento sumarse a la fuerza multinacional concentrada contra Irak, pero ha intensificado las presiones sobre Bagdad, porque considera que ha actuado con lentitud en el otorgamiento de visas de salida a algunos de los ciudadanos soviéticos que aún se encuentran en el país.

Mientras los ojos del mundo están puestas en la reunión de Primakov con Saddam Hussein, el jefe del Alto Estado Mayor soviético, Mijail Moiseyev, afirmó que las sanciones económicas contra Irak están dando resultados y que no debe usarse la fuerza militar en el Golfo Pérsico. En caso de que ésta fuera necesaria, solo podría hacerse con la aprobación de las Naciones Unidas , dijo el general Moiseyev.

No creemos que el uso de la fuerza militar sea la solución para una crisis como esta , subrayó Moiseyev, cuya posición difiere no solo de la de Estados Unidos --que no ha descartado la opción militar con o sin la autorización de la ONU para forzar a Irak a retirarse de Kuwait--, sino también de la del ministro soviético de Relaciones Exteriores, Eduard Shevardnadze.

En medio de esta confusión creada por diferencias de opinión entre los altos mandos militares de la Unión Soviética y Estados Unidos, el Gobierno iraquí ha reiterado que está preparado para la guerra. Además dijo que temía que las fuerzas estadounidenses estacionadas en Arabia Saudita lancen una ataque en cualquier momento.

La guerra que posiblemente iniciará Estados Unidos será la madre de todas las batallas, la lucha entre el bien y el mal , afirmó el viceprimer ministro de Irak, Taha Yasin Ramadán.

El ministro iraquí de Información, Nayev Latif, dijo entretanto que el Gobierno de su país no encontró ninguna novedad en el discurso que pronunció el lunes el presidente estadounidense, George Bush, ante la Asamblea General de la ONU. Kuwait será para siempre la decimonovena provincia de Irak, no puede haber compromiso sobre este asunto , dijo el funcionario.

Por otra parte, en la primera visita que realiza un líder occidental a la zona de la crisis desde la invasión, el presidente francés, Francois Mitterrand, llegó ayer a Abu Dhabi para una visita de 48 horas a Emiratos Arabes Unidos y a Arabia Saudita. En Abu Dhabi, donde se entrevistó con el jeque Zayed, Mitterrand visitará un contingente militar francés de 300 hombres de un escuadrón de reconocimiento terrestre.

En Arabia Saudita, además de mantener una rueda de conversaciones con el rey Fadh, inspeccionará las instalaciones de retaguardia de las fuerzas de su país desplegadas en la región. En París no se teme que la visita de Mitterrand pueda ser interpretada por Bagdad como una provocación, en la medida en que el reciente mensaje de Mitterrand ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo ubica por encima de toda sospecha belicista. Por un lado, el presidente francés mostró su determinación al enviar unos 13.000 efectivos militares a la región del Golfo y, por el otro, propuso ante la ONU un plan para promover una solución pacífica de la crisis y del conjunto de los problemas de Oriente Medio.

Siguiendo la tendencia de las visitas, Saddam Hussein estuvo ayer en Kuwait por primera vez desde que la invadió. El jefe del estado iraquí presidió durante su visita a la gobernación de Kuwait dos reuniones de los comandos militares y visitó a sus soldados estacionados en el país.

Adicionalmente, Irak liberó ayer a nueve rehenes franceses. Un mediador dijo que Saddam Hussein consideraría la posibilidad de dejar en libertad a todos los franceses si un dirigente político francés de alto nivel visita a Bagdad. Ante la expectativa que se creó con esta declaración y la visita de Mitterrand al Golfo, un portavoz del presidente francés dijo que las tropas iraquíes deben salir de Kuwait antes de que puedan comenzar conversaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.