Secciones
Síguenos en:
Las británicas se someten al bisturí para ser sexualmente más deseables

Las británicas se someten al bisturí para ser sexualmente más deseables

Ya no sólo son las estrellas de cine y los ricos los que se someten a operaciones de cirugía plástica.

La obsesión con cánones de belleza únicos ha llevado a que cada vez más británicas, principalmente de la clase media, se vuelvan adeptas del bisturí, que mueve inmensos capitales.

Para la psicoanalista Susie Orbach, profesora de la London School of Economics, el auge de las cirugías de todo tipo, sobre todo de pecho, refleja la búsqueda de las mujeres a ser ‘sexualmente deseables, en conformidad con el patrón de belleza dominante’.

El año pasado, 22.000 personas se sometieron en Gran Bretaña a diferentes operaciones de cirugía estética, lo que constituye un aumento del 35 por ciento, reveló un estudio publicado esta semana por la Asociación británica de cirujanos plásticos (Baap, por sus siglas en inglés).

“Hace una década, eran las estrellas y los actores los que se sometían a operaciones de cirugía plástica. Ahora ya no es así”, afirmó el cirujano Adam Searle, presidente de esta asociación.

Destacó que la mayoría de las personas que se operan provienen de la clase media, lo que refleja una nueva tendencia.

“Las clases medias se han vuelto adeptas del bisturí, remplazado a las actrices de cine”, enfatizó Searle.

El presidente de la Baap, que representa a unos 200 de los 700 cirujanos plásticos que operan en Gran Bretaña, resaltó sin embargo su ‘preocupación’ por el aumento de las cirugías plásticas.

“Me preocupa además que el dinero que se mueve en este sector puede hacer pasar a un segundo lugar los temas de la seguridad”, señaló Searle.

Las cifras de negocios del sector hablan por sí mismas: “En Estados Unidos, las operaciones de botox representaron en el 2004 una cifra de negocios de 1.200 millones de dólares”, precisó Searle.

Afirmó que las familias, las escuelas y la sociedad entera debería esforzarse por oponerse a esa dictadura de un canon excluyente de belleza.

De las 22.041 operaciones efectuadas por los cirujanos de esta asociación, 2.400 fueron efectuadas en hombres (11 por ciento del total de operaciones), que optan en la mayoría de los casos por moldear su nariz, reveló el estudio.

Por ejemplo, Steve Beale, un editor de una revista de investigación, llamada Arena, indicó a la televisión británica que había gastado unas 20.000 libras (35.600 dólares, 29.000 euros) en varias operaciones cosméticas, incluyendo una de reducción de senos. AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.