Secciones
Síguenos en:
Progreso en la lucha contra la pobreza

Progreso en la lucha contra la pobreza

El Departamento Nacional de Planeación dio a conocer ayer el comportamiento de los índices de pobreza y de miseria del año pasado. Como lo expresó su director, Santiago Montenegro, gracias al buen desempeño de la economía en su conjunto (se estima que el PIB del 2005 creció 5 por ciento), la pobreza total del país bajó del 52,7 por ciento del 2004 al 49,2 por ciento el año pasado. El lunar es que la pobreza rural aumentó 0,7 por ciento, en el sector no agropecuario.

El hecho de que la mitad de los colombianos -22 millones- sigan siendo pobres es una mala noticia. Peor aún, que parte de de esos 22 millones de ciudadanos, 6,5 millones, vivan en la indigencia. No nos cansaremos de insistir una y otra vez que la gran prioridad nacional debe ser la de sacar a esos compatriotas de la miseria. Pero hay que reconocer que ha habido progreso en la lucha contra la pobreza -las cifras lo demuestran- así sea leve e insuficiente.

También es importante recordar que esas estadísticas no reflejan el alivio que a la situación económica de los pobres le dan los multimillonarios subsidios estatales. Según los expertos en la materia, es posible que si se tienen en cuenta dichos subsidios, las verdaderas cifras de pobreza caigan diez puntos porcentuales. (En un par de años, cuando se debe realizar la investigación que mida el efecto de estas ayudas gubernamentales, se podrá verificar la validez de estos cálculos). Sin embargo, reiteramos que de todos modos hay que acelerar y profundizar los planes oficiales para combatir la pobreza, sobre todo su versión extrema- la miseria.

Para que Colombia siga ganándole la batalla a la pobreza, necesita continuar creciendo a tasas elevadas -superiores al 5 por ciento- durante un lapso prolongado. Con buenos desempeños del PIB se logra generar empleo -que es la mejor manera de combatir la pobreza, y se consiguen recursos fiscales para hacer la inversión social que acaba con la miseria. Pero también es necesario hacer una mejor distribución del ingreso -que en nuestro país es muy inequitativa, una de las peores del mundo. Para ello, en el eventual segundo mandato del presidente Uribe se deberían acentuar políticas progresivas que agilicen el avance en la disminución de la pobreza

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.