Secciones
Síguenos en:
Piden consulta popular para proteger los cerros

Piden consulta popular para proteger los cerros

El próximo 30 de enero, el contralor Distrital, Óscar González, dejará formalmente en manos del alcalde Mayor, Luis Eduardo Garzón, la decisión de llevar a cabo una consulta popular para prohibir nuevas construcciones en los cerros orientales de Bogotá: el principal pulmón de la ciudad. (EDICIÓN BOGOTÁ)

La propuesta del Contralor es que la consulta se realice el 28 de mayo, día de las elecciones presidenciales, a través de un tarjetón verde en el que los bogotanos manifiesten si están de acuerdo o no, con que se sigan realizando construcciones y haya canteras en los cerros.

“La idea es que los ciudadanos, que son los verdaderos dueños de los recursos públicos, decidan qué quieren que se haga con los cerros, al margen de lo que piensan y hacen los constructores y los dueños de canteras”, dice González.

“Y nuestra consigna es que no haya ni un ladrillo ni una licencia más dentro de esas 14 mil hectáreas que desde hace 30 años fueron declaradas como reserva forestal”.

El mandato verde, como se ha bautizado a esta iniciativa, sería financiada con recursos de la Contraloría Distrital, de la cooperación internacional y de la empresa privada. El presupuesto definitivo, que en este momento se elabora, será conocido también el 30 de enero.

“Esta es la forma como en las democracias se resuelven las controversias y es el mecanismo que nuestra Constitución Nacional consagra para adoptar decisiones que interesen a una comunidad”, dijo el contralor Distrital.

Sobre las múltiples demandas que este hecho podría generarle al Distrito, González responde: “Sin duda se van a presentar muchas, porque los particulares tienen derecho a reclamar. Pero otra cosa es que esas demandas prosperen, pues no se puede hablar de derechos adquiridos cuando se ha actuado por fuera de la ley y cuando se ha construido en una reserva forestal. Lo que es ilegal no genera derechos”.

La Contraloría dice que en los cerros hay al menos 31 licencias de construcción irregulares que deberían revisarse.

“Pero el espíritu de la consulta –subraya González– es garantizar el futuro de los cerros. No dudo de que el alcalde Garzón defiende el interés público, pero a través de esta consulta, habrá un mandato claro para proteger los cerros”.

Esta sería la segunda ocasión en que la ciudadanía es convocada para una consulta popular. La primera vez fue en octubre del 2000, cuando en medio de las elecciones, el alcalde Peñalosa incluyó la propuesta de instaurar todos los años un Día sin Carro. Lo que se hace, desde el 2001, el primer jueves de cada mes de febrero.

EL CONCEJO DEBE APROBARLA Según la Ley 134 de 1994, que reglamenta los mecanismos de participación ciudadana, la consulta popular debe ser convocada por el Alcalde, previa consulta al Concejo que puede rechazarla.

Si el cabildo da su visto bueno, “el Tribunal Contencioso Administrativo competente” debe pronunciarse –en un plazo de 15 días– sobre la constitucionalidad de la consulta.

El resultado de la misma será de obligatorio cumplimiento para las autoridades distritales siempre y cuando la votación aprobatoria sume la mitad más uno de los sufragios válidos y haya participado no menos de la tercera parte del censo electoral de la ciudad.

FECHAS Y CLAVES DE LA POLÉMICA LA RESOLUCIÓN 463 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo, de abril del 2005, redelimitó la reserva forestal en los cerros, reduciéndola en 973 hectáreas.

UNA ACCIÓN popular ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca suspendió esos límites en julio del 2005.

EL 26 DE OCTUBRE, la ministra de Ambiente, Sandra Suárez, expidió una nueva resolución que daba vigencia a las licencias de construcción expedidas antes del 14 de abril, previas a la determinación de los nuevos límites.

PERO EL 29 DE NOVIEMBRE, un fallo provisional de la Sección Segunda del Tribunal Administrativo de Cundinamarca restableció la antigua reserva forestal de 14.170 hectáreas, determinada por el Inderena hace casi 30 años.

Y le ordenó al Ministerio parar provisionalmente todas las aprobaciones de licencias ambientales.

LOS CERROS ORIENTALES son un hábitat de vegetación nativa y especies únicas (como el oso de anteojos). Pero son depredados, pese a las 66 normas que, para conservarlas, han expedido en conjunto el Gobierno Nacional, departamento y Distrito desde 1912, cuando el Congreso los declaró reserva.

REACCIONES - “Aplaudimos la decisión del Contralor de reiterar la importancia de que no se expidan licencias nuevas en los cerros. Pero consideramos que no es una consulta necesaria, porque la norma ya prohíbe la expedición de licencias nuevas. Somos un gremio muy austero y sería mejor utilizar los recursos públicos en las múltiples necesidades de las poblaciones pobres del país, y no en un plebiscito, pues sabemos que la respuesta va a ser por la protección”. Beatriz Uribe, presidenta de Camacol.

- “Aún no hemos recibido una solicitud formal de consulta popular en la Registraduría. Sin embargo, considero que si existen los recursos, estaríamos a tiempo para hacerla. No obstante, para programar la consulta hay que tener en cuenta que se deben llenar algunos requisitos con antelación”.

Juan A. Nieto Escalante, Registrador Distrital

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.