Secciones
Síguenos en:
Frío siberiano genera caos en Rusia

Frío siberiano genera caos en Rusia

Una ola de frío siberiano, con temperaturas de hasta 40 grados bajo cero; cerca de 600 incendios y 494 accidentes en carreteras, todos registrados en las últimas 24 horas, son muestras del complicado panorama por el que atraviesan las autoridades y la población rusa. (EDICIÓN BOGOTÁ)

Masas de aire frío procedentes de Siberia han ocasionado el estallido de tuberías y fallas en el suministro eléctrico que han dejado sin calefacción a 10.000 personas en todo el país, mientras que Moscú se ve amenazada por temperaturas de menos 37 grados centígrados.

El frío, cuya duración está prevista hasta finales de semana, dejó ayer un saldo de 24 muertos por hipotermia. La mayoría son vagabundos o borrachos.

Los meteorólogos explicaron que la brusca caída de temperaturas actual se debe a la crecida influencia de un ciclón que ha traído a la parte europea de Rusia las gélidas masas de aire siberiano. A ello se suma la alta presión, que aumenta el enfriamiento de la superficie terrestre.

Por si fuera poco, el Ministerio de Situaciones informó que en las últimas 24 horas, 91 personas murieron y 474 resultaron heridas a causa de 596 incendios –cuyo origen no fue precisado–, mientras que 494 accidentes viales dejaron 57 muertos y 428 heridos.

La ola polar ya generó un duro golpe a la economía rusa.

Doscientas seis empresas en Moscú y 47 en su periferia interrumpieron actividades debido a que estarán privadas de electricidad, aseguró el Gobierno. Además, la extracción de crudo, principal rubro de exportaciones del país, fue ayer 4.200 toneladas menos que el día anterior debido a las bajas temperaturas, informó el Ministerio de Industria y Energética de Rusia.

En Moscú, el frío afectó asimismo la construcción, y no solo por los obreros que trabajan a la intemperie, sino por la parálisis de las grúas y otros mecanismos que requieren la energía eléctrica, que las autoridades intentan ahorrar para atender la demanda de viviendas y hospitales.

También quedaron paralizados los ascensores adosados de centenares de edificios, principalmente en el casco viejo de Moscú, así como el comercio en quioscos, muy difundido en la capital rusa.

Las escuelas prácticamente han tenido que cerrar.

El frío provocó, además, serias interferencias en el transporte público, tanto en el servicio de buses, que no consiguió arrancar, como en el de trolebuses y tranvías, por la caída de las líneas eléctricas.

Hasta los ferrocarriles han sentido el frío. Un tren de cercanías expreso bloqueó el acceso ferroviario a la capital desde el oriente por el fallo del sistema de frenos provocado por las bajas temperaturas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.