‘Asesinato de carácter’

‘Asesinato de carácter’

La expresión inglesa character assassination, literalmente ‘asesinato de carácter’, significa acabar con una reputación y da cuenta de una maniobra política más antigua que Maquiavelo, para desacreditar a un contendor sembrando infundios –personales, amorosos, políticos– en su contra. Las versiones de que el ex ministro de Defensa, senador y precandidato liberal a la Presidencia, Rafael Pardo, pueda estar en tratos con las Farc para emprender “una acción política en contra del Presidente” parecen salidas de esa vieja tradición. (EDICIÓN BOGOTÁ)

19 de enero 2006 , 12:00 a.m.

La versión, lanzada inicialmente por el coordinador del Partido de la U, Juan Manuel Santos, en respuesta a una pregunta en rueda de prensa, fue corroborada luego por el propio Gobierno en un comunicado en el que dice que “pondrá en conocimiento de la Fiscalía la información que ha recibido de que el doctor Pardo ha propuesto a las Farc ser parte de una acción política contra el Presidente de la República”.

El senador Pardo ha negado enfáticamente la especie, que califica como una burda jugada política para empañar su nombre y ha hecho un llamado al Primer Mandatario para que le ponga a esta campaña presidencial “el tono adecuado, justo y honesto” que requiere.

Resulta difícil creer que el ex ministro de Defensa, que ha figurado en la lista de los enemigos más odiados por las Farc, luego de los bombardeos aéreos de Casa Verde en el gobierno de Gaviria, pueda estar hoy en componendas secretas con esta guerrilla para adelantar acciones políticas contra el presidente Uribe. Desafía no solo la lógica, sino la propia trayectoria política y la rectitud personal de Rafael Pardo, quien fue colega de gabinete de Juan Manuel Santos y hasta hace poco –hasta la discrepancia con el texto de la ley de Justicia y Paz– un firme partidario de Álvaro Uribe.

Este episodio deja un mal sabor y ensombrece aún más un debate electoral ya suficientemente emponzoñado con denuncias y contradenuncias sobre vínculos con grupos armados ilegales. El presidente Uribe ha advertido en tono enfático que estas elecciones no pueden contribuir a deslegitimar la democracia y que su Gobierno se la jugará toda por que haya máxima transparencia. Urge, pues, aclarar y precisar cuanto antes cuál es la información que dice haber recibido sobre el senador Pardo y las Farc. No despejar cualquier duda sería una actitud muy poco transparente, y la Fiscalía debe proceder con toda la urgencia del caso.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.