Secciones
Síguenos en:
Quedé aterrado, atónito y estupefacto

Quedé aterrado, atónito y estupefacto

Daniel Samper Pizano y Juan Gossaín son miembros de la Academia de la Lengua pero no hablan como los académicos, ellos hablan en costeño y en vallenato, que no son dialectos, pero sí están a mil kilómetros del castellano exquisito que quieren imponernos los académicos españoles. (1-12 EDICIÓN BOGOTÁ)

Decidí traer a esta columna dos adjetivos pinchadísimos: estupefacto y atónito, que en Colombia solo los usa el prohombre barranquillero Roberto Gerlein Echavarría. Y me quedé estupefacto al saber que en tierra costeña envenenaron cinco mil patos, llegados del Canadá. Colombia, país cómico: muchos libros ecológicos, muchos congresos ambientalistas pero siguen envenenando los ríos, los pájaros y el aire que respiramos.

Les juro que quedé aterrado, atónito y estupefacto al saber que Álvaro Uribe viaja el sábado a Bolivia a la posesión del presidente indígena Evo Morales.

Tengo el pánico de que nuestro Presidente, por queridura con el “compañero” Evo, decida ponerse un lanudo suéter a rayas de nueve colores igualito al del boliviano. La política disfraza. En televisión vi a los ex presidentes López y Gaviria lanzando discursos y luciendo unas rutilantes camisas rojas tan chillonas que parecían recomendadas por Édgar Perea, Jorge Barón o Poncho Rentería.

Estupefacto y atónito quedé antenoche al ver en Citytv a varias señoras denunciando el atraco en los libros, cuadernos, colores, herramientas y reglas matemáticas que pidieron muchos colegios. Ríanse: un colegio exigió llevar 36 rollos de papel higiénico a cada alumno. No aprenderán matemáticas, pero tendrán larguísima diarrea.

Estupefacto y aterrado quedé ayer en la peluquería, cuando una señora bonita, con mucha bocelería en joyas y ex esposa de político importante, dijo que Chile va al fracaso con una mujer en la Presidencia. A ella le respondió mi amiga Julia diciéndole que Pinochet y su esposa, la odiosa Lucía Hiriart, fueron una parejita de atracadores gobernando, se robaron más de 40 millones de dólares.

En Chile ganó Michelle Bachelet pero su contendor no salió quejoso en la televisión a decir que le robaron la elección. Chile tiene hoy de Presidenta una mujer muy especial, es médica, socialista, mamá, divorciada y honrada ante el dinero. Fijo que los machos-machistas van a ponerle zancadillas.

Estupefacto y atónito quedé al saber que altísimos funcionarios planean recuperar, confiscar o clausurar las casas con playa que hay al norte de Cartagena, en islas del Rosario. Si el Estado las arrebata serán para gozo de burócratas hasta destruirlas. Quien quiera isla que le pague serios arriendos al Estado y que cuiden el ambiente y las playas.

Sigo estupefacto porque la gran película del momento es el romance apasionado entre dos vaqueros rudos línea “gay”. Solo falta que nos digan que Gary Cooper y John Wayne eran afeminados peluqueros. Sigo estupefacto, sigo escuchando las frases vanidosas de César Gaviria, Horacio Serpa y Gina Parodi; por eso me fugo a mis peluquerías

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.