CHOQUE MULTIRRACIAL EN SAN MARTÍN

CHOQUE MULTIRRACIAL EN SAN MARTÍN

Hace 256 años, el misionero español Gabino de Balboa aprendió de los nativos de la nación Achagua, que habitaban las riberas de los caños Camoa, Iracá, Chunaipo y Corcobado (lo que hoy es el departamento del Meta), los juegos con los cuales cada 12 lunas llenas rendían culto a sus divinidades. El misionero enseñó a los niños nativos estos juegos y, en 1735, los perfeccionó y los presentó a los adultos de la localidad de San Martín del Puerto, donde se convirtieron en una tradición, conservada generación tras generación. Hoy se conocen como las Cuadrillas de San Martín.

11 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Este vistoso espectáculo es una especie de ballet ecuestre con mucho colorido, que se denomina juego de cuadrillas y es ejecutado por expertos jinetes repartidos en cuatro grupos de a 12 cada uno.

Las cuadrillas, vestidas con pintorescos atuendos, ejecutan diez actos o juegos que tienen un significado histórico y cultural, por cuanto representan dos grandes epopeyas de la cultura hispana: la primera, los ocho siglos de guerra entre españoles y moros (árabes) y la segunda, la bárbara y desigual lucha entre los aborígenes americanos y los sanguinarios conquistadores españoles, ayudados por los esclavos africanos.

En estos juegos, cada una de las cuadrillas recibe un nombre de acuerdo con la raza que represente. Los árabes se denominan Moros, los españoles reciben el nombre de Galanes, los aborígenes se llaman Guahibos y los esclavos africanos son los Cachaceros.

Hasta el año de 1922, las Cuadrillas de San Martín se realizaban el 24 de diciembre, pero a partir de 1923 se trasladaron al 11 de noviembre, en honor del santo patrono del municipio, que fue un obispo guerrero.

Este espectáculo, que tiene un significado puramente épico, se realiza en una plaza de cuadrillas, adecuada especialmente para esta fiesta. Inicialmente, todos los cuadrilleros salen de la Iglesia de San Martín llevando la imagen del santo patrono de esta localidad.

Ser cuadrillero es un honroso privilegio que se hereda, según la tradición.

El juego de las cuadrillas hace parte del Festival Internacional Folclórico y Turístico del Llano y es, tal vez, la parte más importante de estas festividades, que este año cumplen sus bodas de plata.

Esta vez el Festival San Martinero tiene la participación de cuatro delegaciones folclóricas de Venezuela. Se realizarán concursos de música y danzas en diferentes modalidades.

La premiación asciende a unos cinco millones de pesos. Se otorgan estímulos a la mejor pareja de baile, a las mejores voces femenina y masculina, a los mejores ejecutantes de instrumentos llaneros. También se premia el mejor conjunto, al mejor compositor y al más versátil contrapunteador, equivalente del trovador antioqueño.

El certamen es apoyado por el Instituto de Cultura y Turismo del Meta, que dirige Rubén Darío Sánchez. Este informó que ese organismo aportó tres millones de pesos para su realización.

También se llevará a cabo el Reinado Internacional del Llano, en el que concursarán ocho aspirantes en representación de varios estados llaneros de Venezuela y varios departamentos del Llano colombiano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.